Solomillo de cerdo en caldo de cava y naranja

Te recuerdo que está en marcha el sorteo ¡1.000 seguidores!, patrocinado por PYREX. Si quieres participar, PINCHA AQUÍ. Tienes de plazo hasta el 11 de noviembre. 

¡Noviembre ya...! Aunque el bochorno y la sensación de calor húmedo continúa presente en las Islas Canarias, no puedo evitar tener la convicción de que el otoño sobrevuela mi cabeza. Fall is in the air. Entiendo que me miren de reojo y se les dibuje una sonrisa burlona en los labios cuando leen estos deseos, más que pensamientos, un tanto absurdos. Pero, qué quieren que les diga... ¡Soy canaria...! Y, además, siento una necesidad física (sí, física...) de que noviembre pase rápidamente y estemos ante el Puente de la Constitución. Ya les diré más adelante el por qué de esta desesperación temporal. Mientras llega diciembre, y esa Navidad que está a la vuelta de la esquina, se tendrán que conformar con algunos de mis desvaríos y recetas como ésta...
Se trata de un plato de esos que hacen que tus invitados bajen la mirada, la vuelvan a subir, te miren y estallen en un sonoro "¡Vaya...! Pero, ¿qué es esto? Cuenta, cuenta..." No exagero ni un ápice. Marc, que come lo que cocino desde hace ya doce años y está completamente acostumbrado, lo ha hecho. Eso sí; sin el "cuenta, cuenta...

Es una receta muy sencilla de preparar, preciosa de admirar y divina de comer. Además, y por si fuese poco, es una comida bastante económica, muy equilibrada en cuanto a nutrientes y ligera de digerir. ¿No les he alegrado un poquito el cuerpo con tantos aspectos positivos reunidos en el mismo plato? Pues ahí va otro: es un plato perfecto para la mesa navideña
INGREDIENTES (2-3 personas):
- 1 solomillo de cerdo a temperatura ambiente
- 2-3 calabacines pequeños y tiernos
- 2 champiñones grandes bien limpios
- 225 ml de cava seco
- 225 ml de zumo de naranja
- 1 cebolla pequeña muy picadita
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharadita de mostaza antigua
- 1 cucharadita rasa de cúrcuma
- 1 cucharada sopera de miel
- sal gruesa
- pimienta de Jamaica al gusto
- nuez moscada

ELABORACIÓN:
1º) Preparar el caldo de cava y naranja: pochar la cebolla picada en el aceite, añadir la mostaza, la cúrcuma, la sal, la miel, la nuez moscada y la pimienta de Jamaica y mezclar bien. Verter el cava y el zumo de naranja, remover y dejar reducir casi a la mitad. Triturar con la batidora y, luego, pasar por el chino (o un colador). Reservar.
2º) Cortar un champiñón en ruedas finas y el otro picarlo finamente. Reservar.
3º) Cocinar los calabacines: 3 minutos de microondas o al vapor (que no cojan nada de agua) y terminarlos a la plancha. Deben quedar un poco al dente. Salarlos un poquito y reservar.
4º) Cortar el solomillo de cerdo en medallones gruesos y cocinarlos a la plancha a fuego fuerte. Deben quedar en su punto justo. No los cocines tanto que queden durotes. Añadir un pelín de sal.
5º) Montar el plato. Si hace falta calentar un poco el caldo, hacerlo. Verter 1 cucharón de caldo en cada plato hondo y espolvorear los champiñones picados. Colocar el calabacín, el medallón de solomillo y las láminas de champiñones dentro del caldo.
6º) Servir inmediatamente.
Este plato se puede acompañar con un poquito de puré de papas, aunque, personalmente considero que es perfecto tal cual está. Carne y verduras. Una combinación perfectamente saludable. Además, si eliges ingredientes de calidad, conseguirás hacer un plato sublime, delicado, de sabor muy equilibrado.

Come siempre sano y de rechupete. ¡Se puede!
Con esta receta participo en...

Etiquetas: ,