Caldo de Navidad: sopa de cantarellas a la italiana

Que en casa nos gusta una sopa más que una piruleta de caramelo a un niño que sale del colegio es una verdad enorme. Somos soperos, que no rumberos... Adoramos los calditos en cualquier época del año, pero, ¿quién puede resistirse a una buena sopa cuando hace frío y apetece calentarse por dentro y por fuera? Una mantita que nos arrope y un buen tazón de un humeante líquido sabroso y aromático... ¿Alguien puede pedir más? Pues sí: ¡que la sopa sea de setas!
Esta sopa es fresca de sabor y muy aromática. Calentita y bien presentada es un magnífico primer plato en las comidas navideñas o, si son como yo, la tomarán encantad@s los días después de las comilonas de Navidad y Año Nuevo. En mi casa, jamás falta un buen plato de sopa el día veinticinco de diciembre o el uno de enero. ¡Nunca! Es lo que más nos apetece y lo que más agradece nuestro estómago.

Un caldito sienta maravillosamente al cuerpo después de una comida copiosa y, sobre todo, rica en grasas. Como decimos en Canarias, hace que "se asiente el estómago". Todo vuelve a colocarse en su sitio después de tomarse un tazoncito de esta delicia. En este caso, les traigo una sopa de verduras y cantarellas aromatizada con cúrcuma y albahaca. Ya les digo que les va a encantar.


Espero que esta sopa de cantarellas a la italiana te sea útil y te ayude a disfrutar de estas fiestas.

Etiquetas: , , ,