martes, 25 de diciembre de 2012

Comida de Navidad: Pastela de pollo, mango y espinacas

Parece domingo por la tarde y no es más que un simple martes; eso sí, martes veinticinco de diciembre: es Navidad. Para quienes son creyentes, es un día de celebración religiosa, lleno de buenos propósitos y despliegues de fe y buenos sentimientos. Para quienes no lo somos, es un día festivo, en el que nos dejamos imbuir de la magia del comienzo del invierno. ¿Les gusta el invierno? A mí me fascina esta estación del año. El cielo tiene un color intensamente azul, el aire fresco nos activa el cuerpo y hasta el más tímido rayito del sol nos hace sentir una felicidad inmensa.
Hoy, sin más, el día ha amanecido despejado, pero los alisios amenazan con nubes traidas del norte, lo que probablemente se traducirá en lluvias en los próximos días. Mientras tanto, disfrutamos de un precioso y fresco día en el que me ha despertado el tintineo de los cascabeles de las ovejas que pacían despreocupadas justo debajo del balcón de mi casa. ¿No les parece un maravilloso y curiosísimo despertar, viviendo a 13 km de Las Palmas de Gran Canaria? En el rebaño había cinco preciosos corderitos y tengo la sensación de que se han librado de las navidades. Por suerte, llegarán alegres y saltarines al verano. Al menos eso espero.

Una comida agradable, a base de restos existentes en la nevera, un buen vino, unas mandarinas y, como no, buena compañía. Luego, el sopor se apoderó de mí y el sofá me adoptó como al hijo pródigo. Mi amiga, la manta de cuadros verde y blanca, se encargó de mantenerme calentita y el nuevo T.V. me guiñaba un ojo mientras reponían una de las pelis de romanos que más me gustan: Gladiator. ¡Lloro como una magdalena! Y la habré visto unas ocho o diez veces... En fin... Mejor les cuento cómo se hace esta deliciosa pastela; ¿les parece?
PYREX me ha proporcionado esta estupenda fuente de cristal que tiene su tapa, aunque en esta ocasión no la vean. Se trata de un recipiente 4in1 plus de PYREX. Se puede usar en el horno, microondas, congelador y para transportar comida o líquidos sin temor a derrames. El material es fantástico y el tamaño, estupendo para el día a día o para usar en estas fiestas navideñas. Presentas y, si sobra algo, le pones su tapa y guardas en la nevera.
Este plato es sencillísimo de preparar y puedes usar cualquier resto que tengas en la nevera. Creo que, en este caso, el pollo y las espinacas casan muy bien con el delicioso y aromático mango y con la dulzura de las pasas. El toque salado lo aporta, sobre todo, el queso emmental gratinado que se funde con el resto de los ingredientes. Llegados a este punto, supongo que ya sabrán que la pastela es un plato árabe de hojaldre hecho con pasta filo y relleno normalmente de carne, cebolla y otras verduras; pero ya saben la máxima de mi cocina: ¡imaginación y aprovechamiento al poder!

Les dejo con mi particular felicitación navideña.




17 comentarios :

  1. Qué bonito amanecer con el rebaño de ovejas!! Feliz Navidad Laura!!
    Un plato delicioso con esa mezcla de sabores!!

    ResponderEliminar
  2. Que lindos los corderitos; me encanta ver animales en libertad y no hacinados en granjas. Tu pastela se ve deliciosa, así que me quedo con la receta para hacerla ahora que el invierno me ha pillado con bronquitis y no salgo mucho de casa. Besicos

    ResponderEliminar
  3. ohhh, me encantan las pastelas!!! Y esta combinación de ingredientes me parece muy, muy original y distinta. Me la anoto ;)

    Besos wapa y FELICES FIESTAS!!! Paula

    ResponderEliminar
  4. Esos corderos me encantaron!, tan lindos, amo los corderitos.
    Considero que la mezcla del mango con el pollo es una delicia, esta pastera la tendré que probar.
    Un beso querida Laube y si, el aire bien fresco del invierno a mi también me encanta :)

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte tienes de que Pyrex te regale esas fuentecitas, yo tengo esa misma y me encanta.
    Esta pastela de "fondo de nevera" como lo llamo yo me parece que tiene que estar deliciosa.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa FELIZ NAVIDAD......yo al igual que tu he pasado el día 25 en el campo en familia en el Barranco de Ayagaures que mi hermano se mudó a la naturaleza jejjeje y que linda es esta estación en nuestra tierra coincido contigo amiga.
    Esta receta tiene una pinta increíble de cómeme cómeme y buena combinación de ingredientes, me ha gustado mucho.
    Te mando un besazo y te deseo a ti y a tu costilla una muy feliz entrada de año y lo mejor para el 2013

    ResponderEliminar
  7. Pues sí que me parece un despertar delicioso...y la pastela me ha encantado...la hago fijo....muchos besos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡ Como me gustan las Pastelas ¡¡¡ esta se ve fenomenal, menuda presencia tiene.
    Tengo una fuente igual, de mi madre, algo opaca pero en casa le tenemos mucho cariño, es genial para cocinar ¡¡ cuantos bizcochos en ella ¡¡¡ son muy practicas.
    Las fotos preciosas.
    Felices Fiestas.
    Bss desde Almeria.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, para mí el frío es lo mejor. No soporto el calor y tuvimos una Navidad con 50ºC de sensación térmica! Asi que te imaginarás lo que fue pasar la noche!Nunca hice pastela, me parece una propuesta fantástica.
    Quiero desearte un muy buen inicio de año junto a los tuyos!Mucha paz y felicidad!
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Maravillosa esta pastela, Lau. Si es que original y creativa lo eres un rato.
    Una verdadera maravilla servir una delicia asi en la mesa.

    Un besote preciosa, Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las pastelas de aprovechamiento o no ha sido todo un descubrimiento para mi, la pena es que a mis hijos nos les termina de convencer, no importa en cuanto tengo ocasión intentó hacerla para quien le guste. A mi también me gusta el invierno y sobre todo los días de lluvia, aquí no disfrutamos de muchos pero cuando llueve para mi es una fiesta. A mi marido también le encanta Gladiator esa y Blade Runner son siempre los recursos para días de pelis, sofá y mantitas. !un placer sin duda! Un besazo Laura

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa! pues yo prefiero el frío al calor, aunque lo que más me gusta es la primavera.. pero bueno, los colores del invierno, el cielo.. me encantan también. Y me encanta tu propuesta de hoy, me parece una combinación de sabores original y acertada, al menos para mi. La pinta es estupenda!!

    Felices fiestas!, por cierto, o feliz comienzo del invierno, como quieras :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Qué despertar tan bonito y qué plato tan rico para un día festivo, se celebre de una forma o de otra.Vivir en sitios cálidos hace que se pille con ganas el fresco que no frío del invierno.

    Sigo de concurso en mi blog por el segundo aniversario:

    http://puestoma2tazas.blogspot.com.es/2012/12/de-vuelta-y-concurso-que-hacemos-para.html

    Saludos y Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  14. Felices fiestas y feliz año!!!!!! me ha gustado mucho esta pastela con pasta filo ! que rica combinación el mango con el pollo! un besazo guapa y que tengas un 2013 muy feliz! un besote

    ResponderEliminar
  15. Pues qué bonito despertar, Laura. Cuando voy al pueblo de mis padres despierto con el canto del gallo, y no es broma, que es bien cierto. Recuerdo unas vacaciones que pasamos en Cantabria y en la casa de al lado donde nos alojamos también había gallinas. Despertarse con su cacareo, salir a la ventana y sentir la escarcha de la mañana es algo tan romántico ... Es un sentimiento que nos llena a quienes vivimos en grandes ciudades y nos despierta el ruido de los coches y las persianas del vecino al levantarlas, nada que ver, desde luego.

    Yo soy más de otoño, y eso que nací en invierno, aunque casi acariciando la primavera. El otoño me transmite mucho más que el invierno. Y es que soy muy friolera. ¿Tendrá eso algo que ver?

    Me gusta tu pastela y la fuente en la que la presentas, y principalmente por lo práctica que resulta si viene acompañada de su propia tapa. Esta pastela poco tiene que ver con la clásica árabe, que por cierto me gusta mucho. Me gusta mucho lo crujiente que queda la pasta filo, que permanece inalterable con el paso de los días.

    Vaya artilugio con el que te ha obsequiado Papá Noël. Así no te pierdes ni una con las nuevas tecnologías ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Vaaaaaya... una muy buena alternativa para aprovechar el pollo de hacer caldo. Yo siempre hago croquetas pero veo creo que esta pastela tiene una combinación de sabores estupenda!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. excelente receta, me encanto es muy rica y no pasa desapercibida. saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.