Potaje de judías con rebozuelos

¡Más recetas con setas! ¡Y las que les quedan por aguantarme! Y es que ahora que ha terminado la temporada de setas en la Península debido al frío, en las Islas Canarias estamos viviendo un momentazo micológico. Ha llovido tanto en el mes de noviembre que Gran Canaria parece pintada de cientos de tonalidades de verde. Pero, no olvidemos que es otoño... ¡Los dorados también existen!
Apetece salir a pasear por el bosque, mirar hacia arriba mientras nos ciega un rayito de sol que se cuela por entre las copas desnudas de los árboles, fotografiar una hoja que cae haciendo garabatos en el aire, escuchar el sonido de nuestras pisadas sobre la hojarasca... Sentir la naturaleza. Acariciarla y dejar que nos invada el aire fresco y nos duela respirar. Es en estos instantes cuando más experimentamos la vida. Cuando ella nos envuelve y nos dice al oído: "Ey, tócame, que esto es de verdad".
Y pocas cosas satisfacen más que, tras el paseo por el bosque, regresar a casa con un buen montoncito de setas dentro de nuestro cesto y poder preparar una comida reconfortante que nos caliente el cuerpo por dentro y por fuera. Nada complicado, pero que sacie nuestra hambre y nuestro espíritu.

¿Y qué receta traigo hoy...? Algo que hará las delicias de los amantes de las legumbres. Un plato de cuchara completo: unas judías, mantecosas y delicadas, acompañadas de unas cantarellas frescas y carnosas y un poquito de costilla de cerdo. Una receta tradicional que les va a encantar. 
INGREDIENTES (3 personas):
- 300 g de judías oscuras (desconozco cómo se llama esta variedad, pero me las trajo mi madre de Asturies)
- 150 g de rebozuelos
- 200 g de costilla
- 1 cebolla picada
- 2 papas medianas
- 1 trozo de pimiento verde
- 3 dientes de ajo sin pelar
- 1 cucharada de pimentón agridulce (o ahumado, si lo prefieren)
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- sal marina gruesa
- comido molido
- 2 hojas de laurel
- 1 cucharadita de granos de hinojo (mejora la digestión de las legumbres)

ELABORACIÓN:
1º) Dorar la costilla troceada en el aceite de oliva con los ajos, previamente chafados, y añadir el pimentón para tostarlo un poco.
2º) Incorporar la cebolla y rehogar.
3º) Añadir las setas y dejar que pierdan parte del agua.
4º) Echar las judías, que previamente habrán estado en remojo al menos 12 horas, las papas peladas y chascadas, las hojas de laurel, el comino y el hinojo. Verter el agua, justo que cubra un poco por encima las judías. 
5º) Cerrar la olla a presión y cocinar durante 45 minutos a fuego medio (todo depende de la clase de judía).
¡A comer!

Etiquetas: , ,