domingo, 6 de enero de 2013

2013...Naturalmente, más sano y de rechupete

La desazón ha terminado y la rutina nos lía la manta a la cabeza. Se agradece volver a la tranquilidad, al cole, a la oficina... No nos gustan los atascos, el enfriamiento de las emociones, la aceleración de nuestra vida diaria. Pero, si en determinados instantes pudiésemos parar el reloj... 
Atardece en la finca de mis padres, en las medianías de la isla de Gran Canaria. Cesto de fruta bajo un naranjo.
Busquemos un rincón que nos guste, que nos permita intimidad; cerraremos los ojos y dejaremos que nuestra mente vague libremente... Sin sujeciones. Ese ratito nos sabrá a gloria. Nos insuflará energía y buenas vibraciones. Nos cargará las pilas. Respiremos profundamente y sintamos lo que nos rodea. Ese instante es nuestro y no tenemos que compartirlo. 
Mandarinas y naranjas, dulces y aromáticas. Cogerlas del árbol y comerlas. Puro placer.
Cuando el estrés nos sacude, la naturaleza es una ayuda maravillosa para lograr esos momentos de relax y de desconexión de la rutina. Sentad@s sobre la arena o una roca, frente al inmenso océano o, si lo preferimos, bajo un naranjo, aspirando el aroma intenso de la fruta madura. Cualquier sitio nos vale para conectar con nosotr@s mism@s. Sólo tenemos que estar receptiv@s.
En invierno también florecen las plantas. Euphorbia milii (espina de Cristo), narcisos y rosa. Bellezas de la naturaleza.
Este blog es, a menudo, uno de esos rincones para mí... En el que desconecto de mi rutina habitual y dejo pulular mi imaginación. En él mezclo muchas cosas que me gustan y me satisfacen: escribir, cocinar, fotografiar, la naturaleza, la tierra... Y, a veces, tengo la fortuna de poder hacer todas esas actividades casi a la vez. 
Mandarinas, naranjas, aguacates, albahaca y tomillo. Un cesto lleno de aromas. 
¡Sano y de rechupete! seguirá activo este año 2.013. Quizás unas semanas más que otras, pero el trabajo y mis otras ocupaciones también requieren de mi presencia y dedicación. Sé que sabrán disculparme. Intentaré traerles más recetas que puedan ayudarles en sus menús diarios; que puedan ser preparadas en sus casas sin complicación o, en algunos casos, con un poco más de elaboración. Sin embargo, espero poder obsequiarles con mucha comida natural. De la que en casa nos gusta y de la que más agradecen nuestros cuerpos y mentes. Espero y deseo que esos productos que nos regala la madre naturaleza sean los protagonistas de los platos que les brindaré durante este año. Naturalmente... ¡Sano y de rechupete!

¡Les espero! 

11 comentarios :

  1. Que envidia que hayas podido recolectar esas frutas por ti mismo, con lo que me gusta el campo.

    Espero que en el 2013 continues con este magnifico blog

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Laura, me hace sentir bien tanto optimismo e ilusión..... Te deseo todo lo mejor para este nuevo año. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Preciosa entrada...mis mejores deseos para este año recién estrenado, beeesos

    ResponderEliminar
  4. Ojalá tuviera un naranjo para poder tener naranjas y desayunar zumos recién exprimidos :)
    Sigue con ese optimismo, que te caracteriza, en 2013. Y que lo veamos ^^

    Besos
    Bocados Divinos

    ResponderEliminar
  5. Precioso el texto y las fotos, encantada de seguir leyendote, aunque no comente siempre por falta de tiempo...mis mejores deseos para este nuevo año.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Te deseo un maravilloso año 2013, lleno de entusiasmo y de creatividad, de salud y de retos, de imaginación y de placer.
    Nosotros hemos seguido tus consejos, desconectando, pensando en otras cosas, sin prisas, a nuestro ritmo, sin presiones y aquñi nos tienes de vuelta, con las pilas cargadas para afrontar el año recién estrenado con ganas!!!
    Besoooooooooooooooooooooos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  7. Tengo un cerezo en el jardín de mi casa. Sus flores son muy efímeras pero no sabés lo que disfrutamos ese regalo de la naturaleza. Nos mantiene a todos expectantes la salida de la primer flor. Aunque no podemos quedarnos y recostarnos a disfrutar porque florece a fines de invierno.
    Ahora en verano tenemos la sombra del ciprés, con su aroma tan característico. Los fines de semana llevamos las reposeras y disfrutamos de su sombra. Sin duda una conexión ideal con la naturaleza.
    El jardín de tus papás es fantástico, me gustan mucho los narcisos, por acá salen después de pascuas.
    Cariños

    ResponderEliminar
  8. No hay nada como tener uno mismo su propio jardín, no solo el terrenal, sino el interior y disfrutar de cada pequeño momento...estoy segura que tu lograrás darnos no solo serenidad, sino delicias naturales....y tu cariño en ellas!

    Un abrazo enorme Lau.

    ResponderEliminar
  9. También te deseo un feliz año, que lo mejor del pasado sea lo peor de este y que puedas seguir disfrutando de esa maravillosa fruta, no tiene precio el poder disfrutar de la fruta recién cogida.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  10. Es verdad que a veces se vuelve complicado publicar mucho cuando uno hace tantas cosas. Pero la verdad es que feliz de seguir visitando tus recetas y tu maravilloso blog. Y gracias por las maravillosas fotos, me quedo con la canasta con frutas y esas mandarinas delicooooosas que se ven tan jugosas!
    Espacio Culinario

    ResponderEliminar
  11. Es un precioso lugar. Me encantaron las fotos, es un post lleno de paz. Que pases un feliz fin de semana.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.