¡Feliz 2.013!

Cumbres de Gran Canaria al atardecer, a casi 2.000 metros de altitud
Esperanza.
¡Adios 2.012! ¡Bienvenido 2.013! Despedimos al año que se va y damos la bienvenida al que entra, esperando que sea mejor. Fácil es que esto suceda, porque ser peor que el 2.012 será harto difícil. En cualquier caso, la esperanza jamás se destierra; es de lo que nos alimentamos los seres humanos.  

Paciencia.
El año 2.012 ha sido un año extraño, al menos para mí. Económicamente hemos estado estrechos, como una gran mayoría de los españoles, pero, hemos conseguido sobrevivir y llegar a diciembre, vislumbrando la luz al final del túnel: el final de nuestra hipoteca. Pocas noticias han sido tan sumamente celebradas como ésta. Puedo asegurarles que, aún, se nos hace raro pensar que el mes de enero no tendremos que pagar la cuota que llevamos pagando durante los últimos doce años. Espero que tod@s ustedes puedan celebrar el fin de sus respectivas hipotecas en un futuro más o menos próximo.

Solidaridad.
La realidad está siendo muy dura para nuestra sociedad. Hay personas que lo están pasando muy mal. La situación económica golpea a muchas familias que a duras penas consiguen llegar a final de mes. O simplemente no llegan. Recibos impagados. Mesas semivacías. Caras ensombrecidas. Esto sucede muy cerca de cada un@ de nosotr@s. Quizás en la puerta de al lado. Cerremos los ojos unos instantes y deseemos profunda y sinceramente que esas personas puedan salir del agujero en el que han caído. 

Insumisión.
Nuestros gobernantes se empeñan en continuar por la senda del recorte, a pesar de que la experiencia y el día a día demuestra que es equivocada, porque nos sigue hundiendo en la miseria. Volvemos al siglo XIX, pero con tecnología... Por ahora. Quizás en algún momento esos mismos gobernantes decidan quitarnos la tecnología para que no podamos comunicarnos y protestar. Ya saben... La información es poder y, mientras menos sepamos, más controladitos nos tienen. 

Amistad.
Pensé que ya no era posible hacer nuevas amistades; de esas buenas que pensamos que sólo se ganan cuando se es niña o joven. Pues no... A mis cuarenta años he hecho nuevas amistades y me siento muy feliz por ello. No hablo de conocidos o de gente con la que compartimos momentos. Hablo de AMIGOS. Ya sé que es un dicho manido, pero, quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Un amigo de verdad nos ayuda a afrontar situaciones difíciles, porque cuatro ojos siempre, siempre, ven más que dos. Para el año 2.013, pongámonos un reto: querer más a nuestros amigos, mimarlos y cuidarlos.

Pérdidas.
Much@s de ustedes saben que en octubre perdí a mi abuela... Y ayer hubiésemos celebrado su nonagésimo primer cumpleaños. Se me hace triste que no esté presente. Miro hacia el sitio donde le gustaba sentarse cuando estábamos todos reunidos, pero no está. 

Familia.
Siempre digo que la familia es como un paquete que te toca en una tómbola. No se puede elegir. Sin embargo, como regla general siempre la tienes cuando la necesitas. Y la necesitamos mucho. Y nos necesita igualmente. Tengo la enorme fortuna de tener una familia que me quiere, me apoya y me ha ayudado hasta el infinito y más allá. Soy lo que soy por mi familia; por mi padre y mi madre que me han dado lo indecible, todo lo que pudieron y más. 

Amor.
Supongo que no tengo que decirles cómo se llama el amor de mi vida... ¿O sí...? Marc se llama ese menorquín zalamero que me hace reír a cada momento, que me quiere, que me ayuda, que me escucha, que aguanta mis nubarrones y que hace mis días más felices y luminosos. ¡Qué suerte tan grande tuve de encontrarte!

Trabajo.
Acabamos el año rozando los seis millones de desempleados y es casi seguro que alcanzaremos esa cifra durante el 2.013. España no genera empleo; mejor dicho, nuestros gobernantes no hacen todo lo que deberían para que haya trabajo para todos. Nuestros jóvenes tienen que irse y nuestros cerebros emigran y son bien recibidos fuera de nuestro territorio... No les marearé con lo que ya saben. Ojalá que el año 2.013 sea un año fértil laboralmente hablando; que les abra nuevas oportunidades para poder encontrar un empleo digno por el que le paguen un salario decente. Sean imaginativos y no se cierren a nichos de mercado distintos a los usuales. El trabajo no define lo que somos... Lo hacemos nosotr@s mism@s. 

Especial agradecimiento a mis lectores.
Ha sido un muy buen año para el blog. Aparte de los números, que para mí son impresionantes, estoy muy agradecida a aquellas personas que me leen regularmente, que me mandan emails preguntándome dudas, recetas, ideas... Me encanta que me digan que hacen mis recetas y que tal o cual plato gustó mucho en su casa. Agradezco muy especialmente la mano tendida de muchas personas, bloguer@s generalmente, y la amistad que me han brindado. Tod@s ustedes me han ayudado a mejorar y a esforzarme para conseguir llegar más fácilmente a la mayoría. ¡Sano y de rechupete seguirá otro año más! ¡¡¡Muchas gracias!!!
Narcisos brotados en diciembre 2012