Pastel marroquí de almendra y naranja

Menudo mosqueo tengo estos días. Canal Plus España nos ha querido facturar por nuestro paquete habitual (el básico más series) y el Iplus el doble de lo que nos ofreció telefónicamente a mediados de diciembre. Llevamos casi veinte años siendo clientes de esa compañía y ahora no quieren respetar su contrato verbal telefónico y sí engañarnos. Y, además, se permiten el lujo de amenazarnos con el corte del servicio hasta que paguemos el recibo que devolvimos por disconformidad con su importe. He reclamado y ahora estamos en fase de tira y afloja, así como de ponerlo en manos de OCU, dado que somos socios desde hace una década. En cualquier caso, no pensamos ceder, procedan o no a dar de baja el servicio. En este sentido, si están pensando en contratar Canal Plus (Digital Plus), piénsenlo bien, porque mentirosillos son un rato. Es decir, no contraten con Canal Plus porque últimamente no cumplen sus propias ofertas.

Menos mal que tenemos un delicioso pastel marroquí de almendra y naranja para endulzar mi enfado y decepción con Canal Plus España.
A media tarde, cuando el sol se va yendo, apetece calentarse el cuerpo con unas buenas tazas de café, té o chocolate y estos pastelitos son un excelente acompañamiento. Además, son tan fáciles de hacer y están tan ricos que les aseguro que si los hacen una vez, repetirán en muchas más ocasiones. No tiene nada que ver con la textura del típico bizcocho. Por un lado, y personalmente, creo que tiene un lejano parecido con la tarta de Santiago,  debido a la almendra molida; pero la sémola le otorga un carácter muy personal, distinto a lo que en España estamos acostumbrados. Yo diría que tiene un halo muy árabe y no sólo por llamarse pastel marroquí. Por otro lado, la naranja termina de convertir este pastel en una delicia que no deberían dejar de probar. Por último, esa costra azucarada convierte a este dulce en irresistible ... ¡Qué buena!
INGREDIENTES (molde cuadrado antiadherente de Pyrex de 24 cm de lado):

- 1 naranja grande
- 120 g de mantequilla ablandada
- 120 g de azúcar más otros 50 g para formar la costra
- 2 huevos batidos
- 150 g de sémola 
- 125 g de almendras molidas
- 1,5 cucharaditas de levadura en polvo (para hornear)

ELABORACIÓN:

1º) Lavar bien la naranja y rallar la piel. Reservarla.
2º) Hacer zumo con la naranja. Reservar.
3º) Batir la mantequilla, con el azúcar y la ralladura de naranja. Incorporar los huevos uno a uno.
4º) Mezclar la sémola con el zumo de naranja. Dejar reposar unos 5 minutos. Incorporar la almendra molida, la levadura en polvo y la crema de mantequilla hecha anteriormente. Remover bien.
5º) Forrar un molde con papel de hornear y verte la mezcla dentro. Alisar bien la superficie y espolvorear los 50 g de azúcar por encima.
6º) Hornear a 180ºC unos 30 minutos o hasta que haya subido y, al introducir un palito en su centro, éste salga limpio.
7º) Dejar entibiar en el molde, desmoldar y dejar enfriar en una rejilla. 
8º) Cortar el pastel en cuadritos que se puedan comer con las manos.
Es un dulce sabroso que puede ir estupendamente con un par de cucharadas de yogurt natural con miel de azahar. ¿Qué...? ¿No se te hace agua la boca?

Etiquetas: ,