Pasta con verduras asadas y romero

Después de un par de posts exaltando las virtudes de la preciosa Isla de Menorca, toca regresar al día a día; a los platos sanos, sabrosos y sencillos. ¡Sin colesterol, sin grasas saturadas! Dejo en pendientes algunas fotos que me gustaría mostrarles sobre esos días de vacaciones, pero, las iré enseñando cuando vaya cuadrando. Por ahora, quédense con esta receta llena de color, de sabores naturales y directos y sana a rabiar.
INGREDIENTES (2 personas):

- Pasta tipo tiburones, caracolas...
- 1/4 pimiento rojo cortado en cuadrados
- 1/4 pimiento verde cortado en cuadrados
- 1 calabacín pequeño cortado en cuadros
- 1 berenjena pequeña cortado en cuadros
- 1 zanahoria cortada en cuadros
- 1 trozo de calabaza cortada en cuadros
- 12-14 cebollitas peladas 
- 3 champiñones grandes cortados en trozos de bocado
- 1 cucharada de pasta de curry panang
- 4 dientes de ajo sin pelar, enteros y chafados 
- ralladura de 1/2 limón
- 2 cucharada de aceite de oliva virgen extra
- sal marina gruesa
- 2 ramas de romero fresco
- 2 hojas de laurel
- 1 guindilla seca (sin las pepitas)

ELABORACIÓN:

1º) En una cazuela de barro, añadir el aceite, los ajos chafados y la pasta de curry. Meterla en el horno precalentado a 170ºC durante 5-10 minutos.
2º) Sacar la cazuela de barro del horno y echar todas las verduras juntas, salvo los champiñones. Añadir las agujas de una rama de romero, la guindilla picada, sal al gusto y la ralladura del limón. Rehogarlas bien para integrar el aceite y el curry y meter al horno de nuevo, con función ventilador, durante 20 minutos. Incorporar los champiñones, rehogar todo y volver a meter en el horno 10 minutos más.
3º) Cocer la pasta con abundante agua salada y con 2 hojas de laurel. Dejar la pasta al dente. Echar la pasta en la cazuela, remover bien y dejar tapada durante 3-4 minutos para que la pasta absorba los jugos de las verduras.
4º) Cuando vayamos a servir, añadir un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y adornar con una ramita de romero.
Este plato es una delicia para los amantes de la pasta y las verduras. Puede ser un plato rápido de a diario si preparamos las verduras el día anterior. De este modo, basta con que lleguemos a casa y, mientras nos cambiamos, vamos cociendo la pasta. Calentamos las verduras en el microondas y mezclamos pasta y verduras. ¡Plato listo y barriguita contenta!

Si se están preguntando si éste es un plato picante por el curry panang y la guindilla, la respuesta es no. Es sabroso y lleno de matices, pero no es agresivo al comer. ¡Palabrita! El curry da sabor y un aroma espectacular al combinarse con la ralladura de limón y mezclarse con las verduras. La guindilla aporta un poco de alegría, pero es muy poca cantidad y está muy bien picada como para que nos arda la boca o el estómago al comer este plato. Además, la calabaza y la zanahoria son verduras que endulzan mucho la comida, por lo que contrarrestan bien el resto de sabores.

Yo me sirvo un platito... ¿Y ustedes?
 ¡Sano y de rechupete...!

Etiquetas: ,