Helado de nata con fresas y aroma de hierbabuena (receta rápida y facilísima)

Guárdenme el secreto... Es mi primer helado. Bueno, voy a concretar. Es la primera vez que hago helado, a pesar de lo muchísimo que me gusta un buen helado. 
Estos días estamos pasando mucho calor por las Islas Canarias. Se nos ha echado encima un temporal de calima y tiempo de África que ha elevado las temperaturas una barbaridad. Y, claro, lo que más apetece es algo fresquito. Ello unido a que tenía un montón de fresas muy maduras y que tenía que gastar antes de que el calor las dejase hechas puré, me hizo reflexionar. ¿Y por qué no hago helado? Dicho y, al poco tiempo, hecho. Un delicioso y cremoso helado de nata con trozos de fresas y un fresco aroma de hierbabuena. 
He visto muchísimas recetas para hacer helado en casa y, aunque muchos de ustedes saben que no soy amiga de la nata como regla general, me pareció una manera fácil de preparar uno de los helados que más me gustan, el de nata con fresas de la Heladería Peña La Vieja, en la Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria. Evidentemente no es igual, porque yo le he introducido el toque ácido del limón y el frescor adorable de la hierbabuena. Además, yo me he inspirado en la receta de Sandeea, de La receta de la felicidad. Cada vez que he hecho una de sus recetas, ha resultado fabulosa, así que... ¡Gracias Sandeea! Por cierto, ¿han visto a esta chica en el anuncio en el que sale por la T.V.? Guapísima y estupenda.
Como ven, en esta receta no hay que remover el helado para evitar que cristalice. Al menos yo no lo he hecho y sigue tan estupendo. La materia grasa de la nata y la mermelada de fresas ayudan a que esto no suceda, por lo que tendrán, por un lado, un helado super cremoso y sin nada de hielo y, por otro lado, nada empalagoso, cosa que personalmente agradezco.

Espero que les haya gustado y que, cuando no tengan mucho tiempo y les apetezca un heladito casero, lo preparen y me cuenten qué les ha parecido.

Etiquetas: , ,