jueves, 30 de mayo de 2013

Mermelada de albaricoque

¡Llegó la temporada de los albaricoques! Adoro los albaricoques. De niña, la mermelada de albaricoques era mi preferida. Al hacerme mayor (¡qué expresión más extraña!), fui sustituyendo la dulce acidez del albaricoque por el amargo dulzor de la mermelada de naranja. No obstante, la mermelada de albaricoque sigue gustándome mucho, especialmente si es casera como ésta que les muestro, cien por cien fruta de la finca de mis padres, azúcar y una pizca de vainilla. Y totalmente libre de químicos. ¡Que se lo digan a los pajarillos revoltosos que se ponen las botas picoteando sin parar nuestra deliciosa fruta!
La mermelada de albaricoque no sólo sirve para mejorar una buena rebanada de pan. Me resulta delicioso disfrutar un solomillo de cerdo, incluso de ternera, con un par de cucharadas de esta mermelada. Sencillamente sublime. Y a ustedes... ¿Les gustan las carnes con salsas de frutas?




12 comentarios :

  1. Justo el sábado pasado estuve a punto de preparar mermelada de albaricoques, pero al final me decanté por una tartita.
    La próxima que tenga cae
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Qué cosa más buena... Qué curioso, yo también de pequeño adoraba la mermelada de albaricoque y ahora la que me gusta es la de naranja.... ¡almas gemelas 'mermeladiles'! ;)

    ResponderEliminar
  3. que buenaaaaa y que color más bonito. A mí me gustan las carnes con salsas de frutas!!! el contraste me encanta. un besoteeeee

    ResponderEliminar
  4. a mi es que me gustan tooooooodas las mermeladas, menos la de naranja amarga. No soy de comidas amargas, no puedo con la escarola, las endivias, el pomelo o la mermelada de naranja amarga.
    Viendo tu mermelada de albaricoque ya comienzo a desear que entren de lleno aquí en Zaragoza los albaricoque o alberges (que es como los llamamos aquí) y recopilar una buena remesa de convservas ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  5. Se ve exquisita Laube, mejor si sabes de donde viene la fruta, que delicia.
    Yo este año no hago mermeladas porque las hice el año pasado. Lo que no puedo es bajar el azúcar porque de lo contrario no me duran tiempo.
    Las que venden en un Reformhaus con stevia o Agave no sé como las harán ni cuento tiempo duren, me encantaría saberlo.
    Que buenos desayunos!, besitos.
    r

    ResponderEliminar
  6. Deliciosa esa mermelada de albaricoques. En casa también nos gusta con carne y con quesos. Besos

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los albaricoques pero nunca he hecho mermelada, me quedo con tu receta. Feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. que buena esta mermelada, con unas tostaditas! hmmm
    feliz finde

    ResponderEliminar
  9. Hoy mismo hemos comido nuestros primeros albaricoques.
    Creo que no hay nada como una mermelada casera y en tu caso, incluso la fruta es de casa, ¡menudo lujo!
    Y la mermelada de albaricoque con un solomillo de cerdo es un pecado de gula :o)
    Besos y feliz finde,
    palmira

    ResponderEliminar
  10. No hay nada como la mermelada casera, pero si encima la fruta es de tu propia cosecha, vamos, un lujo que pocos podemos permitírnoslo.
    Lo siento me gusta más la de melocotón, pero con esto no quiero decir que la de albaricoque esté rica igualmente, eh!

    ResponderEliminar
  11. ayyy.Laura esa rica acidez es del tipo "sarna con gusto no pica"...jajaja!!!la tengo que probar con un ragu de cerdo que tengo en mente..mmmm!!!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.