Mermelada de albaricoque

¡Llegó la temporada de los albaricoques! Adoro los albaricoques. De niña, la mermelada de albaricoques era mi preferida. Al hacerme mayor (¡qué expresión más extraña!), fui sustituyendo la dulce acidez del albaricoque por el amargo dulzor de la mermelada de naranja. No obstante, la mermelada de albaricoque sigue gustándome mucho, especialmente si es casera como ésta que les muestro, cien por cien fruta de la finca de mis padres, azúcar y una pizca de vainilla. Y totalmente libre de químicos. ¡Que se lo digan a los pajarillos revoltosos que se ponen las botas picoteando sin parar nuestra deliciosa fruta!
La mermelada de albaricoque no sólo sirve para mejorar una buena rebanada de pan. Me resulta delicioso disfrutar un solomillo de cerdo, incluso de ternera, con un par de cucharadas de esta mermelada. Sencillamente sublime. Y a ustedes... ¿Les gustan las carnes con salsas de frutas?




Etiquetas: , ,