sábado, 4 de mayo de 2013

Papas, huevos y chorizo con tomate

No creo que haya persona en el mundo (al menos en este país), a la que no le guste un buen plato de papas con huevos y chorizo. Y si le ponemos pimientos verdes fritos, yo me puedo morir de gusto. Pues bien, he combinado un clásico de la comida rápida española con una buena fritura de tomate. ¡Nos hemos puesto morados!
Hace dos semanas recolectamos las papas que sembramos hace unos meses. Y, amig@s mí@s... ¡Qué maravillosa cosecha! Imaginen que llegamos a unos 500 kg de papas preciosas, limpias y lisas en una superficie de tierra de unos 140 m2. Es lo que tiene el campo; es muy sacrificado, pero cuando las cosas salen bien, la recompensa te llena el estómago durante meses. ¡Y es tan reconfortante! 

En los últimos años, y por consejo del propietario del almacén agrícola en el que mis padres se surten para la finca, hemos estado sembrando la variedad galáctica; una papa de piel fina y salpicada de "ojos rosados", con pulpa de color amarilla muy clarita. Las pequeñitas, mientras son papas nuevas, son riquísimas para arrugar. ¡Manjar de dioses! También es deliciosa para sancochar (cocer) y fritas quedan crujientitas por fuera y harinositas por dentro. ¡No hay quién se resista a un plato de buenas papas!
La papa o solanum tuberosum es una planta solanácea originaria de América y que los españoles llevaron a Europa como una mera curiosidad botánica; de hecho, ni quisieron comerla, ni bautizarla. Sin embargo, los ingleses, siempre tan vivos para todo, pronto la empezaron a cultivar y en menos de un siglo la papa se convirtió en el cultivo más extendido e importante en Europa, pero especialmente en Gran Bretaña e Irlanda, lugares donde este tubérculo salvó a la población más humilde de más de una hambruna, dadas las magníficas propiedades alimenticias que tiene (almidón, agua, proteínas, vitaminas, minerales y poquísimas grasas) y lo poco que necesita para un cultivo efectivo. 

"Papa" es la palabra original, un préstamo lingüistico del idioma quechua que los españoles adoptaron por mera repetición, pero sin ningún interés en hacerlo propio. Visto el desinterés de la nación que importó este tubérculo desde América, los ingleses se adelantaron y le dieron nombre: "potato", un híbrido de "papa" y "batata" y que, finalmente, adoptaron hasta los propios españoles, llamándolas "patatas", salvo en las Islas Canarias y en una parte de Andalucía. Evidentemente en toda Latinoamérica a este tubérculo se le llama por su nombre original: "papa".
Esta tarrina rectangular con tapa ha sido un regalo por cortesía de Pyrex. Estupendo como recipiente individual y para servir directamente en la mesa. Admite horno y microondas. ¡Perfecto!



21 comentarios :

  1. oohhh que bueno, me encanta un plato de papas con huevo frito y ajito doradito y con los pimientos verdes fritos ya ni te cuento uffff que hambre me está entrando :)
    muy buen plato!!! un besote.
    ahhh ya tengo el logo en mi blog, es verdad era muy fácil ponerlo.

    ResponderEliminar
  2. Me chilan, a veces lo clásico es un auténtico lujo.
    Besinos

    ResponderEliminar
  3. No voy a comentar sobre el encabezado, jejeejejje. Se ve tan rico Lau, quiero meter pancito en ese huevo! y que decir de esa cosecha de papas?, una maravilla, ahora a disfrutarlas!
    Besos Amiga, me encanta tu nueva cara, yo quiero!

    ResponderEliminar
  4. Por favor, con esa materia prima (no conocía esta variedad), y estos ingredientes, qué razón tienes, el éxito asegurado.

    ResponderEliminar
  5. Me temo que mi novio y yo somos la excepción: a él no le gustan los huevos y a mí no me gusta el chorizo :P. Y bueno, el huevo y la patata frita tampoco me gusta (y me sientan fatal), pero cocinados al horno mucho mejor! Si cambio el chorizo por otra verdura, ya tengo un plato para babear :D.
    Mi padre, que aprendió el español en Colombia, tuvo que acostumbrarse a decir "patata" en lugar de "papa" al mudarse a Murcia; cuando vemos a la familia de allá me encanta cómo se mezclan las palabras según el castellano de cada región :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. sencillo de hacer y con un resultado espectacular!!!para que queremos mas¿?¿?
    saludos

    ResponderEliminar
  7. No me lo pongas delante, que te dejo el plato limpio. Lo mejor que hay! Un besiño.

    ResponderEliminar
  8. JEJEJE; ¿A quién no le gusta? Es el plato favorito de mi madre, le encanta, siempre lo hace por su cumple (y cuando no es su cumple). Te está quedando muy bien la nueva imagen. Bs

    ResponderEliminar
  9. Qué lujo de patatas! El plato espectacular...

    ResponderEliminar
  10. No, no, yo tampoco conozco a nadie a quien no le guste este humilde pero suculento plato. Es más, hoy en día, los huevos rotos con patatas y chorizos se han convertido en uno de los platos más demandados de muchos restaurantes, y estos, valiéndose del tirón, están aprovechándose del tema cobrando en algunos casos unos precios desorbitados.

    No nos hacemos a la idea del sacrificio que supone trabajar el campo, y lo sufrido que es por tener que mirar el cielo cada dos por tres porque de él puede llegar el beneficio o el fastidio. Me alegro de que en el caso de tu familia se haya dado el primer caso.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Un plato muy rico y sencillo, te ha quedado muy bien.


    Besos

    ResponderEliminar
  12. A mi me chiflan las patatas y cuando más recién colectadas, más ricas !!! Y estas con estos ojitos rojos... ainsss que daría yo ahora mismo por este platito con chorizo y un buen pan para acompañar, sencillo pero maravilloso.
    es de estos platos que echas en falta cuando estás lejos de casa :o)
    Besos y feliz semana,
    palmira

    ResponderEliminar
  13. Que rico xd!! Mato por una ración, que estoy a dietaaaa!!! No sabes lo que sufro viendo esto, me encanta y con los pimientos verdes la bomba!!!
    Que buena cosecha han tenido, me alegro, no hay más placer que comerse lo que uno mismo ha sembrado y recolectado, un lujo hoy en día, quien lo diría hace muchos años!!! Nosotros tenemos unos pocos surcos y que maravilla, eso sí al día siguiente estamos como si nos hubiese pasado un camión por encima, jajaa, lo que no es estar acostumbrados, el trabajo del agricultor no es pago con dinero!!!
    Esa tarrina es una maravilla, hace un paté??
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  14. Que cosa mas rica Laura!!! Me ha encantado la presentacion... quien dice que un plato de papas con huevo y chorizo no puede tener glamour? ;-)
    Me ha encantado la explicacion de la patata... no tenia ni idea!! Tengo plantadas unos cuantos kilos de una variedad tipica de montaña... a ver como va la cosecha este año! El año pasado, plante 2 kilos (por probar) y recogi cerca de 50!!! Este año voy a gran escala... pero nada si lo comparo con lo vuestro!! Mi huerto hace 100 m2!!! y lo encuentro grande!!! DEspues de cultivar en maceta, cualquier trozo de tierra me parece enorme!!! jajajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Me recuerda a un plato delicioso: la Shatsuka en tu maravillosa versión. Un beso!!

    ResponderEliminar
  16. osease que esa variedad de papa sirve para todo!! Me encanta, porque ahora vas al super y no vale igual una patata para cocer, que otra para freir. Pues chica, en mi casa yo siempre he tenido solo un tipo de patata!!!

    Y cierto, quien puede resistirse a este plato??? Yo no, menos mal que no puedo traspasar la pantalla, jajaja

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  17. ¡Laura, qué pena me dan! ¡Ya veo que se cuidan fatal! Vale, se ha apoderado de mí el desconsuelo por no haber podido probar ese rico plato y es quien escribe esto. Así que tendré que admitir que me habría encantado ponerme en vuestro lugar, sustituirlos para poder saborear ese rico plato. Y no se lo enseño a quien tú sabes, porque entonces se va para allá a nado.
    ¡Besos y feliz semana! :)

    ResponderEliminar
  18. Madre mia pero que cosa mas rica, hmmmmm que delicia!

    ResponderEliminar
  19. De rodillas me tienes aplaudiendo. Si no digo nada más es porque se me salta la lagrimilla. ¡Qué grande el plato!

    Besos

    ResponderEliminar
  20. un plato que es un lujo al paladar, esta de maravilla!
    besos

    ResponderEliminar
  21. Para mi sin huevo, pero en casa completito completito... Qué rico.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.