domingo, 9 de junio de 2013

Papas bravuconas

¿A quién no le gustan las papas bravas con ese picantillo tan agradable? Es una de las tapas españolas más emblemáticas y presente en la mayoría de los bares de nuestro país. Pues bien; yo he optado por hacer una versión personalizada basada en una receta que encontré en uno de mis libritos de recetas favorito: Patatas y verduras de la Editorial Parragón.
Estas papas son muy fáciles de hacer y tan deliciosas que, si las prueban, no tendrán más remedio que volver a hacerlas y darlas a probar a sus amigos e invitados. Pueden servir como picoteo o como estupenda guarnición de carnes y pescados. Pueden comerse calientes y humeantes, tibia o incluso frías. Ustedes deciden. Háganme caso y prueben estas papas bravuconas. 
En esta ocasión, las papas bravuconas han formado parte de un menú informal, pero sano y delicioso. Una ensalada de espinacas, tomate y queso feta, aderezada con limón, aceite y sal, aporta el punto fresco a estas papas traviesillas y unas lascas de atún en aceite (y totalmente casero) completan este menú saludable, brindándonos unas riquísimas proteínas. 

Puedes preparar estas papas para una comida al aire libre, pues frías están riquísimas. En una barbacoa hará las delicias de tus invitados y, si las sirves en pequeños cuencos estratégicamente distribuidos en las mesas y rodeados de ensaladas de distintos ingredientes, harás que nadie quiera separarse de esas mesas. Ni siquiera los más pequeños...

Estas papas bravuconas son una tentación, pero sana y de rechupete. ¿Sigues resistiéndote a probarlas?

23 comentarios :

  1. Las tengo anotadas porque mañana mismo caen, se ven sensacionales!, que buena receta Lau, gracias por compartirla.
    Preciosas las Fotos :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Por favor qué aspecto Laura! Me encanta esta variante picosa del concepto 'bravo' de las patatas, me parece absolutamente deliciosa!

    ResponderEliminar
  3. Que buena vista, que maravilla. Tienen que estar deliciosas!

    ResponderEliminar
  4. Asi me gusta Lau!!!Cuidando tu garganta....juuuumm....bueeeno tedire que me van a venir de perlas para una reunios de amigos/risas/noche/Wii/alcohol/loquesalga...que las vacaciones estan para algo noo??Jajajajaja!!!por cierto solo me faltan las guindillas/chile¿se encuentran en carrefour-mercadona-mi frutita?Gracias por tu receta...caeran seguro mas pronto que tarde...jurjurjur!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mi niño... Ya sabes que el picante y yo somos amantes bandidos. jejejejeje
      A ver, puedes usar la típica guindilla nuestra (seca), que se encuentra en cualquier supermercado o, bien, comprar chiles o guindillas frescas, a mi manera de ver, mucho más especiales para esta receta. Pero eso it's up to you!

      Eliminar
  5. Que ricas estaban, me babeo con solo recordar lo bien que sabían, nos las comimos todas por repetir en el plato.

    ResponderEliminar
  6. Laura que cosa mas rica chiquilla, que apetecibles estas patatas...es una variante deliciosa!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No sé si son brabuconas pero tienen una pinta estupenda.
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Madre mia que pinta tiene!!
    Esto no pienso perdermelo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Qué buenas esas patatas, menuda pinta! Besos

    ResponderEliminar
  10. Son un acierto estas papas y yo mojaría pan en esa salsita.
    Muy ricas, Laura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Ya te comenté por twitter que me han encantado, qué pinta! Las tengo que hacer sí o sí, me han enamorado totalmente con esas fotos tan suculentas :).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Pues si tu lo dices habrá que probarlas porque tienen una pinta deliciosa.
    Un besito guapísima.

    ResponderEliminar
  13. Super rico!!! Muchas gracias y feliz semana, guapa!!!

    ResponderEliminar
  14. Perfecto para mi :o) Con lo que me gustan las patatas y con lo sano que es este plato lo prepararé poco picante para que podamos disfrutar con la peque de esta maravilla.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  15. A mi me encantan, Laura, y contra más picantes... mejor.
    Vaya pintilla más extraordinaria que tienen!!!!
    Un beso y felicidades por la receta.

    ResponderEliminar
  16. Me encantan! Se comen solo con mirar las fotos! Tengo que probarlas! Un besiño.

    ResponderEliminar
  17. En casa este tipo de patatas nos encantan y así como las tuyas no las he hecho nunca, pero ya se que serán un exito, menudas patatas que nos has traido. Bss

    ResponderEliminar
  18. Que delicia de receta Laura!!! Estas caen si o si... en cuanto recolecte mis patatas, las mas pequeñitas acaban bien bravuconas... jajajajajaja
    Este fin de semana me atrevi con las papas arrugas... Quedaron buenisimas!!! Eso si, les dije a mis hijos que comeriamos muchas en Lanzarote y ahora no paran de preguntarme que cuando nos vamos de vacaciones!!! jajajaja
    Bueno guapa, un besote enorme

    ResponderEliminar
  19. Hola Laura. Me encantan las patatas bravas pero no he probado las bravuconas aunque estoy seguro que me gustarían tanto como las otras o más porque tienen una pinta fabulosa. Me gustan las cosas con un cierto toque de picante y estas han de estar estupendas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Que buena pintaaa, dios mio

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.