viernes, 7 de junio de 2013

Pasta a lo Jamie Oliver y oda a los programas de cocina de calidad

Me encanta Jamie Oliver. Es de los pocos cocineros que me lo hacen pasar bien mientras veo sus magníficos, divertidos, espontáneos y frescos programas de cocina. Porque, aparte de las recetas maravillosas y llenas de fusión que prepara con su peculiar estilo, sus programas son un show televisivo en todos los sentidos. Jamie Oliver, y su cocina, te pueden gustar más o menos, pero los programas están estupendamente realizados. No como los cutres programas españoles realizados en aburridos estudios, con luz artificial, cocinas en las que nadie cocina nada y con cocineros y cocineras que miran a la cámara más tiesos que un palo de escoba. ¿Qué me dicen de ésos que no hacen más que decir tonterías o se nos aparecen con sombreritos absurdos o broches de colorines que pretenden hacer mucha gracia y lo único que provocan es una carcajada estruendosa por patéticos? Tengo atravesados a dos o tres... No puedo evitarlo. Hay alguno que está continuamente soltando unas risitas falsas y estúpidas y a mí me dan ganas de soltarle dos mamporros a ver si se le pasa la bobería. 
Y sí... Hoy estoy enfadada. Mosqueada. Molesta. Cabreada. Enfurruñada... Ha habido un cambio potente en la estructura de la oficina a la que estoy adscrita (ya saben que soy autónoma) y me va a llevar unos días asimilarlo. Además, vuelvo a estar fastidiada de la garganta y, en fin... Así que discúlpenme la mala baba que voy a tener en los próximos posts. 

Pero volviendo a los programas de cocina españoles... ¡No me digan que no son malos! En España tendremos la crème de la crème de la cocina mundial, pero...¡cuánto tenemos aún que aprender sobre cámaras! Esos decorados huecos en los que sólo se hace propaganda de marcas de electrodomésticos, de un gran comercio o de una marca de aceite. Cuidado, no tengo nada contra la publicidad, pero es que parece que el programa se hace exclusivamente para que se vea tal o cual frigorífico.  Horrendos; me parecen programas petardos. ¿Para cuándo un programa con luz natural y bien filmado? No pretendo yo (¡válgame el cielo!) que tengamos a una preciosa y sensual Lorraine Pascal. No, no, no... Menos aún a la estupendísima australiana Donna Hay... Nos tendremos que conformar con una tal Samantha. Me plantearé emigrar o, como dice nuestro perspicaz gobierno, practicar la movilidad laboral, con tal de perder de vista a nuestros cocineros "simpatiquísimos" de la tele.

Una petición: ¿me cuentan ustedes cuáles son sus cocineros televisivos más odiados menos apreciados? 
Esta pasta se la vi a hacer a Jamie Oliver el domingo pasado; en directo, no... En la TV. ;) Se trata de una pasta sencillísima, pero llena de un sabor realmente maravilloso, delicado y fresco. Sólo me faltó añadir un chile rojo fresco; no tenía y opté por una guindilla seca, pero estoy segura de que mejoraría sustancialmente con un chile fresco. Si les gusta la pasta sencilla, sin mucho salserío, ésta es una de esas recetas que les dejarán con ganas de repetir.

Besitos y feliz fin de semana a todos.

31 comentarios :

  1. Opino exactamente igual que tú. Siempre lo he dicho, si dejasen de contar chistes duraría el programa 5 minutos... ¡no lo soporto! si quiero reírme, miro una comedia o programa de humor. Y es que parece que para entretener a la gente solo vale las gracias tontas o los chistes malos. Y la comida queda en un segundo plano.

    A Lorraine Pascale la conocía pero a Donna Hay no y, en serio, ves a cualquiera de las dos y a los nuestros y es que, si aquí hubiera algo así, lo vería a diario.

    La pasta riquísima. Quiero comprarme algún libro de Jamie, que no tengo ninguno y lo que hace me encanta.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Jajaja coincido contigo totalmente, si tengo que elegir los más odiados me quedo con los hermanísimos, son la conjunción perfecta.... chistes a cual más malo con gorros que ni el más cutre de los payasos xD.
    Jamie me encanta, me he tragado casi todos sus programas y uno de mis libros de cabecera es suyo.
    También echo de menos aquí alguien tan polivalente como Martha Stewart y últimamente hay un programa nuevo con el que no puedo en divinity.... ufff el colmo de los colmos.
    Tu pasta me ha encantado, a mi dieta no tanto jajaja pero bueno xD

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  3. Jejeje... bastante de acuerdo y hombre, digo bastante porque algunos son tan buenos que superan la prueba de un decorado un poco cutre. A Samantha no la soporto, pero ni a ella ni a sus platos, que no me aportan nada. Y el Koldo... pues, la verdad, si se estuviera calladito el programa mejoraría bastante.
    Lo que pasa es que tampoco me gusta Donna Hay y cuando vi la paella de Lorraine... madre mía del amor hermoso, será muy mona y la luz muy bonita, pero su paella es repugnante (por cierto, igual de repugnante que la de Jamie Oliver).

    ResponderEliminar
  4. A mi tambien me encanta JAmie Oliver. Tengo algun libro suyo aunque reconozco que he hecho pocas recetas. ¡Mira, me lo has recordado!, mañana mismo los repaso. De los cocineros españoles no digo nada porque no sé hace cuánto que no veo la tele. Pero aunque no lo habia reflexionado asi, la verdad es que me gustan mas los otros, los de fuera. La receta de pasta es de las de mi estilo, ligeras, con verduras... el toque de la guindilla y el ajo me chiflan. Se ve deliciosa

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué apetecible la pasta que has preparado. Me encantan esos macarrones largos. Los descubrí hace mucho en Alemania y por aquel entonces eran imposibles de encontrar en España. Ciertamente no hay cocineros con buenos programas en España... creo que por eso mismo no soy muy aficionada a verlos y no sabría decir cuál me gusta y cuál no :-)

    ResponderEliminar
  6. Que buen plato y viniendo del autor no me extraña!. Me encanta, lo miro siempre que puedo, tengo sus libros y soy tan forofa que he comido en sus restaurantes que son la viva imagen del el sus platos y sus libros.
    Esta pasta la compré no hace mucho. Miro poco la tv y lo que no me gusta...pues no lo miro, voy a lo que me gusta, en este caso Jamie O. Bss

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuánta razón tienes en todo, querida amiga! Y mira que yo trabajé en Canal Cocina. Aunque ha llovido mucho desde entonces. Un día nos vemos algún programilla en casa, pero tengo que pasarlos a CD que aun los tengo en VHS y Beta. Claro que yo no cocinaba, sólo entrevistaba a los pescadores, plataneros, molineros (dueños de antiguas moliendas de gofio en funcionamiento),...
    ¡Ojalá supiera idiomas, me iba a la voz de ya! Claro que el inglés ya lo tengo la mar de olvidado y poco más.
    Laura, vámonos y montemos algo fuera. ¡Ja, ja, ja,...! Ganas no te faltarán con lo que comentas del trabajo. Ya me contarás, que me tienes intrigada. A saber qué se les habrá ocurrido a esos "sabios" de la oficina.
    Bueno, al lío, la receta me ha encantado, pero debo reconocer que ese Jaime me enamora. Parece que no está haciendo nada y como si hiciera magia te saca unos platos fantásticos. Y si encima lo preparas tú, siguiendo sus recetas, no me quiero imaginar lo rico que debe estar.
    Besitos, guapa, y feliz fin de semana. ;)

    ResponderEliminar
  8. Nada, que un día gris lo tiene cualquiera!!! Pero seguro que con la pasta se te ha pasado. Respecto a los cocineros, pues, yo estoy de acuerdo a medias. Jamie Oliver, no me gusta nada de nada, es más me parece un farsante. Al fin y al cabo su cocina es puro marketing, vende aquello que es fácil de vender. Eso sí, me encanta cómo lo vende!!! Sin duda fuera de España son más astutos a la hora de vender humo. En cuanto a los programas de cocina españoles, también de acuerdo a medias. Yo sólo veo a David de Jorge, que me parece un auténtico impresentable pero, un muy buen cocinero. Con su programa sigo aprendiendo y me parece un recurso muy útil cuando quiero hacer algún plato tradicional vasco. El resto de programas no los conozco, y seguro que si lo hiciera estaría de acuerdo contigo, más que nada porque la idea de mediocridad es extensible a otros campos de este país. Así nos va!!!!
    Un besazo y que te recuperes de ese genio

    ResponderEliminar
  9. Creo que tienes mucha razón, qué casposos seguimos siendo¡!

    Petó

    ResponderEliminar
  10. Deliciosa esta pasta. No he tenido el gusto de ver esos programas de cocina tan estupendos que dices, pero creo que ni lo voy a intentar, el tiempo es oro como para malgastarlo.
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, yo creo que en esto falta mucho. Igual que en otros programas, la calidad deja mucho que desear. Pero también en los libros y las revistas de cocina el nivel y las produciones son incomparables. Sin embargo, ahora es mucho más facil ver estos programas, quedarte con lo que te gusta y.... paciencia.
    Un besazo, y respira hondo, que el patio está complicadísimo en lo profesional y todos estamos viendo cosas increíbles. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  12. Pues no me sorprende nada, pero es lo mismo que con otros programas, y con muchas cosas, como "todo vale"... A mí personalmente me molesta mucho también la calidad de las revistas y los libros de cocina. Yo estoy enganchada a los extranjeros. Como además vivo en zona de guiris, puedo comprar revistas extranjeras con mucha facilidad, y menuda diferencia en las producciones, en el concepto... en todo.
    Bueno, paciencia, que al menos ahora podemos ver estos programas, y elegir lo que queremos.
    Y paciencia también con lo profesional. Estamos viviendo todos cosas que nunca creímos posibles, y estas situaciones tan críticas sacan lo mejor y lo peor de cada uno. Respira hondo, y mucha suerte!

    ResponderEliminar
  13. la verdad es q yo tb tengo a alguno atravesado, xo es lo q tenemos y tendremos q aguantarnos. no nos queda otra. si no fuera por esos patrocinadores no habria estos programas.tengamoslo claro.
    la pasta me encanta y ya sabiendo q es de jamie mas aun.
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Yo tengo a alguno atravesado, más concretamente a uno que es muy famoso y reconocido al otro lado del charco por sus "tapas" imagino que ya sabrás quién, no me gusta nada, no me comería nada de lo que hace, y a Samanta, por dios, si no es cocinera, es rica y como se aburre ha puesto un catering, que habría que verlo...., en fin, que me enciendo jajajaja.
    Me encanta Jamie, Lorraine, Rachel Khoo y su pequeña cocina....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. La verdad, es que "afortunadamente" no sigo esos programas, no podría decirte a cual de ellos o alguno, tengo atravesado, bueno sí, tengo uno con matricula de honor. Seguí en internet las aventuras del susodicho Jamie por unos episodios que grabó en Marrakech, desde entonces... es ese al que tengo atravesado.Con él, es evidente el dicho: "Más vale caer en gracia, que ser gracioso", graciosillo diría yo. No cabía ni uno solo de los miles de tópicos que existen sobre este magnifico país en su reportaje, tampoco sé quien fue el que le asesoró para llevar a cabo algunas de sus creaciones, pero se lució. Personalmente, el tipo, no me interesa lo más mínimo, no me van los graciosillos. Aunque, para gustos...
    Buen tema el que has sacado. Besos

    ResponderEliminar
  16. Uf, reconozco que lo de Jamie es espectáculo más que cocina, pero cada vez que le veo meter las manos en la comida... Un español que me gusta mucho es Sergio Fernández, no el de la 1, el de Canal Cocina. A Lorraine Pascal no la conocía hasta que no la vi en Canal Cocina y su sonrisa me ha enamorado, además, todo parece tan fácil.
    El señor de los chistes está un poco fuera de lugar, pero su hermana no me cae mal.

    ResponderEliminar
  17. Hombre, yo tanto como atravesados pues no, pero es verdad que los programas de aquí poco tienen que ver con los que comentas. Soy fan incondicional de Jamie Oliver y me trago todos sus programas, y eso que creo que al principio era mejor. Con el tiempo ha ido perdiendo parte de su ensecia... La pasta, deliciosa. Besos!

    ResponderEliminar
  18. Pues yo no se quien es Jamie Oliver... pero con la Samantha no puedo... sus platos me parecen horrendos... y eso que ella se cree la mas mejor de todas...
    tu plato me ha parecido genial y ese tipo de pasta me encanta...

    ResponderEliminar
  19. Pues yo me quedo con la sesión de fotos en la mesa de mi salón, ya saben, ella con la maquina y yo con el tablero blanco para quitar sombras, humeante el plato y yo con mucha hambre. Toda una experiencia, ni Oliver ni puñetas.

    ResponderEliminar
  20. Laura, veo que basta que nos falta que pase algo en nuestras vidas para que altere nuestro sosiego y nos haga sacar todo lo malo que tenemos acumulado dentro. Yo no puedo hablar de odio hacia personas que intentan ponernos una sonrisa en los labios; el intento puede ser fallido y parecernos patético, pero de ahí al odio hay un grandísimo salto que dar, al menos por nuestra parte. Eso sí, los programas de cocina son lo que son y no se les puede hacer más amenos a base de contar chistes, sino a base de una cocina fresca y dinámica, justo lo que caracteriza a cocineros tan mediáticos como Jaime, Lorraine, Donna y Nigella. Todo lo que yo conozco sobre ellos lo he visto en vídeos o lo he leído en sus libros y me encanta. Y ya no es solo los programas de televisión, sino incluso las revistas de cocina, que no nos prsentan nada novedoso y casi que encontramos mucho más por este medio.

    Jamie me encanta, aunque tampoco lo pongo en un púlpito porque a veces me descoloca, pero me gusta su frescura y su dinamismo, y por descontado su cocina. Son muchas las recetas que he hecho de él y las que seguiré haciendo, como por ejemplo esta misma receta que nos presentas hoy y que me ha gustado mucho.

    Feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda, tienes razón... No es odio. Les tengo manía, sí, pero odio, no. No todos los cocineros me caen mal, sólo algunos; lo que no me gusta nada es la realización de todos los programas. Se hacen sin gusto, sin estilo, sin personalidad...
      En fin... Ya estoy de mejor humor. ;)

      Eliminar
  21. No tengo ninguna idea de los programas de televisión, simplemente porque carezco de ese aparatito, jejeje.
    Cuando estuve en Chile mi mamá miraba a este cocinero, yo nunca la inflé, no me agrada para nada, pero este plato lo voy a preparar, se ve muy rico, porque lo hiciste tu!
    Besitos amiga.

    ResponderEliminar
  22. Jo, te has quedado descansada, jajaja, pues para mi Jamie es un showman en toda regla, y aquí en este nuestro país el programa que no soportaba era el de hoy cocinas tú de Eva Arguiñano, malo, malo pero con avaricia. En fin, tendré que probar esa pasta, prometo hacerla con toda la gesticulación de Jamie para darle ese toque fantástico que le da a todo ;)

    ResponderEliminar
  23. Yo también soy una gran fan de Jamie!!! La receta me ha encantado ;)

    ResponderEliminar
  24. Menudo tema que has sacado a relucir............ los programas de cocina aquí son horrendos. Apenas veo la TV en parte xq no tengo tiempo y por otro lado no hay nada que merezca la pena. El poco tiempo del que dispongo lo dedico a cocinar y visitar nuestros blogs que si merecen la pena echarles un vistazo.
    Bss

    ResponderEliminar
  25. Pues mira, yo hecho de menos a los programas de Karlos arguiñano, que no son los más bien filmados pero cuantas comidas ricas nos ha inspirado en casa. Y tampoco veo los programas italianos son muy distintos, y lo peor creo que es Robuchon en la francesa, gran señor en la cocina pero con las cámaras pffff
    Pero si que Ramsay o Jamie tienen una chispa británica muy televisiva,... y ¿cuánta gente piensa que no saben cocinar porque hacen tanto show?
    Bueno la receta de hoy espectacular y vibrante como suelen decir ellos, con la receta de Jamie nunca se falla (y hoy comimos también una receta suya jejeje).
    Besos y a ver si esta garganta va mejor!!!
    Palmira

    ResponderEliminar
  26. A mí Jaime Oliver también me gusta un montón, y sus programas son muy buenos, aunque tengo que admitir que me pone un poco nerviosa su froma de hablar. Será porque es británico, pero en cada frase usa como minimo tres adjeticos: todo es lovely, wonderful, delicious... Y a veces tampoco me gustan sus propias versiones de platos típicos (sobre todos los españoles porque son los que más conozco). Está bien hacer versiones, pero a veces son demasiado retorcidas, jaja!
    En cuanto a cocineros españoles en la tele, a mí me gusta David de Jorge, aunque si lo veo a diario me acaba cansando, es más para verlo de vez en cuando, jeje!
    Y la receta, por supuesto, estupenda! ;)
    Un besote

    ResponderEliminar
  27. Es probable que sobre cámaras y marketing tengamos mucho que aprender; los españoles nos vendemos fatal. Pero sobre cocina, me parece que tienen mucho que aprender de los cocineros españoles. Cuando vi la paella que preparó Lorraine, casi me caigo de espaldas; por no hablar de las tapas típicas españolas que preparó Jamie... ese queso con miel y café molido :O
    Hay que agradecer a Arguiñano que haya ampliado el repertorio de recetas de la mayoría de casas españolas y que haya acercado a otr@s tant@s a la cocina, aunque para ello haya que soportar sus chistes, disfraces y cancioncillas. Sin embargo es cierto que otros cocineros se han debido de creer que es ese sentido del humor el que vende y se pasan tres pueblos, porque se les ve forzados.

    La pasta tiene muy buena pinta... imprescindible en toda receta de Jaime, el chile.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido, Carmen. No hablo yo de cocina, ni de buenos cocineros, sino de buenos y malos programas de cocina y los españoles son mayoritariamente malos.
      Personalmente hay muchas recetas de Arguiñano que me chiflan y fíjate tú que no es el que peor me cae... Jamie Oliver no es mejor cocinero que los españoles, pero sí logra acercar más la cocina a la gente joven y, sobre todo, ha ayudado a abrir la mente y a introducir una cocina más vegetal en nuestras dietas. Y sus programas... son realmente maravillosos!!!!! Bien realizados, bien editados.
      Gracias por traernos tu opinión. Me interesa mucho.

      Eliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.