Polpettone genovese: inspiración de Calabajío

Se fue julio, agosto, septiembre y octubre ha aparecido ante nosotros sin demasiadas diferencias climatológicas. A pesar de que estamos en otoño, en las Islas Canarias continúa haciendo un calor que hace que no tengamos muchas ganas de encender el horno, pero ésta que les escribe tiene espíritu para hacerlo. ¡Ja! Eso sí, espíritu para darle caña al horno, pero nada a las teclas del ordenador para preparar posts que ustedes puedan leer. Llega la noche, cuando normalmente me pongo a escribir, y voy arrastrándome al sofá... El ritmo de trabajo está haciendo mella en mí, pero atisbo, en el horizonte, un ligero destello de tranquilidad y sosiego. Habrá que seguir esperando un poco más.
Espero, igualmente, que disculpen que no les visite demasiado. O nada. Veo muchos posts, muchas recetas, pero por encima y sólo algunas logran que baje mis pies al suelo y doblegan mi voluntad. Cuando tengo los ingredientes, un ratito tranquila en casa y esa receta pasa ante mis ojos coqueta, sencilla y al galope se produce el milagro y consigo dedicar unos instantes a algo que no sea trabajo o responsabilidades. En este caso, y no sin unas ciertas dosis de tuneo, he intentado cocinar el Polpettone genovese de mi estimado Carlos Dube, autor de Mercado Calabajío. ¡Cuánto se aprende paseando por esa estupenda casa que es su blog! Les invito a que vayan a ese magnífico lugar gastronómico, donde lo cultural y lo placentero se entremezclan con una capacidad pedagógica sin límites. Y, además, por qué no decirlo, Carlos Dube es un encanto de hombre. Carlos, ya sabes que yo a todo lo que veo y me gusta le doy una vuelta de tuerca y lo adapto a lo que tengo en casa o simplemente a lo que me apetece más en ese momento. Seguro que sabrás encontrarle la gracia a mi adaptación de tu polpettone genovese

Por cierto, ¿saben qué significa "polpettone"? Polpetto, en italiano, es un pulpo pequeño. Polpettone es un pastel de carne que se hace como un rollo gigante, amasado y alargado, enharinado, frito y luego horneado. ¿Cómo se les queda el cuerpo? Pero, el polpettone que nos mostró Carlos Dube, es más delicado, hecho con verduras y más elegante a mi modo de ver. Es el polpettone genovese. Les aconsejo prepararlo. Está riquísimo.
La receta es muy sencilla. No hay que hacer nada demasiado complicado o que nos vaya a llevar mucho tiempo. Verán qué cosa más simple y efectiva. Eso sí... Vean la receta de Carlos Dube y fíjense que yo he introducido unas cuantas variantes.
Este pastel de verduras o polpettone genovese es ideal para llevar en tupper al trabajo, a un picnic o tener preparado en casa cuando llegamos del trabajo. Puede servir de primer plato, de acompañamiento de una carne o pescado o comerlo de plato principal acompañado de una buena ensalada de tomates. 

La costra del pan y el queso rallados crea un contraste de texturas delicioso y, si tienes niños, creo que puede ser una opción sensacional para que coman verduras y comiencen a apreciarlas. Nosotros lo repetiremos con otros ingredientes. Nos quedamos con ganas de más.
Pasen una estupenda tarde de domingo. ¡Nos vemos!

Etiquetas: , , ,