lunes, 24 de febrero de 2014

Chocos en salsa

La sepia officinalis es conocida vulgarmente por sepia, jibia o choco, como la llamamos en las Islas Canarias. Es un cefalópodo comestible muy apreciado en toda España y en las Islas nos gusta mucho, por lo que forma parte de nuestra gastronomía tradicional. Un ejemplo es el de los chocos a la plancha con un mojo de cilantro o perejil, deliciosos y muy sencillos de preparar. El plato que hoy te traigo es una típica receta canaria, aunque como muchos platos, se prepara en cada casa con sus propias peculiaridades. ¿Quieres ver cómo preparo yo los chocos en salsa? 
Para cocinar bien los chocos y que queden tiernos es importante el tiempo de cocción: o los cocinas 3-4 minutos o los cocinas entre 25 y 35 minutos. El término medio deja los chocos duros o chiclosos. Otro truco es eliminar la fina membrana que recubre el choco por su interior y exterior (no es fácil, pero ayuda a que quede muy tierno), hacerle cortes superficiales y romboidales en toda su superficie y/o cortarlo en trozos pequeños. Con estos trucos, conseguirás que tus chocos queden deliciosamente tiernos. 
Este plato es saludable, porque los chocos aportan muchísimas proteínas, minerales y mucha vitamina B12. Todas estas propiedades sin grasas. Si haces deporte, el choco debería formar parte de tu dieta semanal, especialmente por su textura cartilaginosa, estupenda para los ligamentos.
Reseña para la receta: he olvidado reseñar que el ajo majado se añade después de la cebolla.
Esto sí que es un plato sano y de rechupete. 

Buena semana para tod@s.

10 comentarios :

  1. muy ricos!! hace un montón que no los como...y me están entrando ganas al ver tu receta. Genial los truquitos para que no se retuerza el choco y nos salga en su punto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. me encantan y tengo que hacer tu receta que m parece deliciosa. muy buen plato. Besotes!!
    comoaguaparachocolate-myriam.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Estos platos de siempre son mis favoritos, que buenos están los calamares de esta forma. Muchas gracias por los trucos a la hora de cocinarlo, siempre es bueno saber manejar mejor los ingredientes.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. En casa no puede faltar calamar preparado de mil maneras !! Esta manera tradicional la veo deliciosa y tan como nos gusta en casa que me la llevo con tu permiso para prepararla.
    Por cierto, no tenía idea que era benéfica para cartilagios... siempre se aprenden cosas nuevas en los blogs, ¿verdad?
    BEsos guaaaaaapa,
    Palmira

    ResponderEliminar
  5. El choco es algo que no suelo hacer por miedo a que me quede duro, la verdad es que está buenisimo de cualquier forma, sobre todo me gusta rebozado. Seguiré tus instrucciones, seguro que funciona.

    bss
    AFri

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este plato. Aquí, al compi, no le gustan mucho ni los chocos ni los calamares. A mí me vuelven loca. Y los trucos que comentas son indispensables porque pueden quedar durísimos tanto si no se le hacen las cortadas como si no se les quita toda la piel bien.
    Besos y feliz día, guapetona.

    ResponderEliminar
  7. Los he comido fritos o con arroz pero acompañarlos de patatas me parecen deliciosos. Besotes

    ResponderEliminar
  8. Mmmm... Laura, este plato tengo que probarlo porque mis hijos quedaron encantados de este plato en Lanzarote ;-) Gracias preciosa!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Uhmmmm se ven exquisitos!!!!!!!
    Un besazo paisana

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.