Cordero al horno con hierbas y semillas de mostaza

Vaya, vaya... ¡Cuánto he tardado en subir la persiana y volver a escribir un post en el blog! Algun@s de ustedes saben que he estado de viajes por tierras bálticas y que regresé con un constipado de esos que marcan época. De hecho, creo que ha sido más una gripe que un catarro, porque aparte de la tos, el moqueo y la fiebre, me dolía hasta el carnet de identidad. ¡Me dolían los talones! No recuerdo el tiempo que hace que no pillaba un virus de éstos, pero lo bueno es que ya está pasando. Hoy me he sentido bastante mejor; algo debilucha y desganada y con la tos que perdura, pero ya no hay rastro de fiebre, lo cual es muy positivo. ¡Y hasta me han dado ganas de cocinar cordero!
No soy yo muy amante de la carne en general y del cordero en particular, pero mi socio de vida se pirra por esta carne y hoy le he dado el gusto. Lo he preparado de modo sencillo y como un día vi preparar a Jamie Oliver en un programa de la televisión. No he puesto los ingredientes que él decía, sino que más bien he seguido su estructura de elaboración que consiste en embarrar la carne en aceite, hierbas y especias; dorarla en una sartén a fuego máximo para sellarla y que al hornearla no se escapen sus jugos (además de coger más sabor y mostrar un mejor aspecto); y hornearla. Pues eso, a grandes rasgos, he hecho yo. Quitando el embarrado (o adobo), que a mí me gusta que penetre bien en la carne y por lo que me gusta que dure algo más de 1 hora, he tardado unos 40 minutos en sacar a la mesa este plato de lujo y estupendo para los fines de semana que tenemos un poco más de tiempo
No me digan que ver esta delicia y comérsela no merece pasar 40 minutos en la cocina. Yo, aún no siendo muy amante de la carne, creo que lo vale. Pero, eso habrá de decidirlo cada un@ de ustedes.
¿Les parece una receta complicada...? Es bastante sencilla y apta para todos los públicos. Sólo necesitas una buena pata de cordero y unos pocos ingredientes, una sartén y un horno. Fácil, ¿no? Y mira qué plato más sano y de rechupete...
Disfruten de un buen domingo y de una mejor semana.

Etiquetas: