Caballas en escabeche

En casa adoramos el pescado, especialmente el que sabe a pescado. Cuando me dicen eso de "está tan bueno; casi sabe a pollo", me pongo de los nervios. ¡Qué va a saber a pollo un buen pescado! Quien dice esto no disfruta comiendo pescado.
El escabeche es un método de conservación de alimentos en vinagre, pero, también, el propio plato o receta resultante se llama así: escabeche. Viene a ser una especie de "marinado" en un medio ácido, es decir, con vinagre y/o vino blanco, al que se le añade aceite, granos de pimienta y laurel y su procedencia originaria es la antigua Persia. El escabeche también puede introducir el pimentón, según el alimento que queramos escabechar. En este sentido, podemos escabechar pescado, aves, carnes variadas, verduras... Y hacer unas magníficas conservas si nos apetece.
Para escabechar correctamente y que no se nos corrompa el alimento, el producto a escabechar y el propio escabeche deberían estar a la misma temperatura cuando los mezclamos. Por ejemplo, si el escabeche está caliente, antes de introducir el pescado, el pollo, la verdura en cuestión, ésta debe estar a semejante temperatura. Podemos hacerlo igualmente en frío.

En esta receta he preferido evitar freír el pescado y lo he cocinado unos segundos en el microondas. Si tú quieres freírlo, puedes hacerlo sin problema. Pásalo antes por un poco de harina para que no se desmigaje al freírlo.
Les recomiendo encarecidamente que si tienen niños, prueben a hacerles comer pescado de esta manera. Les encantará ese sabor agridulce tan agradable y se irán acostumbrando a comer pescado. Dejen que mojen pan en el escabeche y que se relaman de gusto.
¿Te vas a resistir a preparar unas ricas caballas que, además, están en su plenitud en estos momentos? Aprovecha y come el pescado que está de temporada, porque tiene mejor sabor, mejores propiedades y es más baratito. 

Etiquetas: , ,