domingo, 22 de junio de 2014

Ensaladilla de pollo

El verano ha llegado al hemisferio norte y se ha estrenado con unos cielos azules espectaculares en las Islas Canarias. Parece ser que tendremos el verano astronómico más lago de los últimos siglos, pues durará 93 días y 15 horas, así que átense los machos y ármense de paciencia porque se prevé que estaremos bastante tiempo con ropa ligerita. Además, ¡estamos en fiestas! Tres municipios grancanarios está de celebración: Las Palmas de Gran Canaria conmemora sus fiestas fundacionales, cumpliendo 536 añitos; Arucas y Telde festejan San Juan. 
Me encanta la noche de San Juan. Desde niña me apasiona esa noche, casi mágica, en que tanta gente sale a la calle a encender hogueras, a reír, a comer, a darse un chapuzón en el mar o en los ríos. Es una celebración de origen pagano, muy vinculada a la Naturaleza y a la necesidad del ser humano de ayudarse del astro Sol para sobrevivir. Cuando estudiaba en Santiago de Compostela, esta maravillosa noche era mi preferida, a pesar de que siempre estaba a tope de exámenes. En Galicia se vive de una forma muy íntima y festiva, pero estas fiestas no son patrimonio de España. También se celebran en Portugal, Reino Unido, Suecia, Estonia, Noruega, Dinamarca y en muchísimos países de América Latina. 

Mañana noche, al igual que en años anteriores, nos reuniremos un grupo de amigos en la arena de la Playa de Las Canteras. Comeremos, nos tomaremos alguna cervecita, reiremos y disfrutaremos de los Fuegos de Artificiales organizados por el Ayuntamiento de la capital grancanaria. Una noche para gozar.
Recipiente obsequio de Pyrex España. Tiene su tapa, así que la ensaladilla reposa tranquilamente en la nevera sin coger olores.

Este año el calorcito se ha hecho de rogar, pero ha entrado dulcemente en mi casa. La brisa fresca ya se cuela por las ventanas y los rayitos del sol al amanecer hacen mil y un juego de luces en mi dormitorio. Son instantes de felicidad sencilla. Y, además, comienzan los maravillosos días de playa... Tendida sobre la arena caliente, bajo la sombrilla, escuchando el murmullo de las mareas. Más ratitos de felicidad. Las mañanas de domingo de playa son mucho mejores cuando, al llegar a casa, una encuentra un delicioso plato de jugosa ensaladilla de pollo. 
Los momentos de felicidad van y vienen. A menudo no estamos abiertos a ellos y nos pasan desapercibidos, especialmente porque tenemos mal entendido el concepto de felicidad. La vemos como algo abstracto y enorme al que sólo podemos llegar mediante el éxito material, pero nada más lejos de la realidad. Por eso, nos perdemos esos cachitos de buenas sensaciones que experimentamos cada día. Pensamos en llegar a la parada final del tren, donde nos espera Doña Felicidad, pero nos olvidamos de bajarnos en todas las paradas del recorrido para saber qué nos espera en esas estaciones de la vida. Hay que aprender a disfrutar de cada cosa que la vida nos pone delante: unas palabras bonitas de alguien que nos importa, un semáforo en verde cuando tenemos prisa, estar tumbada en la playa y ver pasar las nubes blancas, escuchar en la radio una canción que te trae recuerdos, una ducha refrescante, un aroma a lavanda en el baño, un plato sin pretensiones de ensaladilla de pollo...
Y a ti... ¿Qué momentos sencillos te llenan de felicidad?

17 comentarios :

  1. Laura, me encanta tu ensaladilla de pollo. Ya sabes que yo adoro la ensaladilla.
    Ahora, respecto a esos momentos por los que preguntas, vivo muchos llenos de felicidad y muy sencillos. De comida, la ensaladilla, el conejo en salmorejo con el puré de papas que me recuerda a mi abuela y a mi madre; la paella que me recuerda las vacaciones de verano en Valencia con la familia de mi padre; unos calamares, churros de pescado y/o gueldes fritos, y también unos huevos rotos con jamón. Eso son algunos ejemplos de lo que hoy en día podría comer adaptado y que me encanta. Reuniones con amigos. La sonrisa de los niños, seres queridos y, sin lugar a dudas, de Fernando. Las mariposas. Los arco iris...
    En la vida hay tantas cosas que me hacen feliz. Bueno, que me quiten 22 trocitos para biopsia y me digan que todo está bien. Tal vez, por mi circunstancia, el no perder parte de mi aparato digestivo, no degenerar en cáncer o no perder órganos vitales, hace que me siente una persona muy afortunada. Formo parte de un pequeño grupo de personas que padeciendo mi enfermedad, no sufren las graves consecuencias, por el momento. Eso hace que vea la vida con otros ojos. Agradecimiento nada más despertarme por poder estar un día más y ver el mar, las montañas y, simplemente, vivir.
    Bueno, que me lío.
    ¡Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  2. Qué rica esta ensaladilla Laura, llevo viendo durante un tiempo varias recetas de ensaladilla con pollo, y un día me voy a animar a hacerla porque se ve deliciosa. De pollo hacemos muy esporádicamente la waldorf, pero tengo que reconocerte que la patata con mayonesa me vuelve loco, y ésta última no la lleva. Como las papas sean buenas es una delicia bien económica, casi rozando esos momentos de felicidad que comentas, esos cachitos de buenas sensaciones tan agradables.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Uf, y a mí que se me hacen los veranos laaaaaaaaaaargos... pero bueno, habrá que intentar disfrutarlo, claro que sí! :) Aquí en Madrid me temo que no celebramos mucho San Juan, pero en Murcia mis padres viven al lado del barrio de San Juan y en su plaza siempre se celebra y se hacen hogueras; qué recuerdos!

    Mira que a mí las ensaladillas no me gustan nada de nada, pero has conseguido que vea la tuya con buenos ojos ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que ensaladilla tan riquísima, y además ideal para el verano.
    Yo vivo en Guadalajara y aquí la noche de San Juan no se celebra... así que me tengo que conformar con lo que contáis los afortunados que vivís en lugares donde hay más tradición. Y lo del verano largo largo yo también lo he oído, así intentaremos soportarlo a base de piscina y recetas así de ricas. Un beso!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  5. Buenísima receta. Un aplauso para ti, Laura. :)

    ResponderEliminar
  6. Magnífica y rica receta. Un aplauso, Laura.

    ResponderEliminar
  7. Laura, yo venía solo a llevarme la receta de la ensaladilla, pero te he robado también tu párrafo sobre el tren y la felicidad....ahora está en mi escritorio, yo no lo hubiera podido escribir mejor.

    Un beso muy grande,

    ResponderEliminar
  8. Me gusta el cambio del atún por el pollo, habrá que probarla.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo contigo... esos momentos mágicos de comunión entre nosotros y la naturaleza, sencillos, naturales, llenan mucho nuestro espíritu.
    Esta ensalada me ha gustado mucho, ideal para estos momentos! Unas fotos muy chulas!
    Beoss

    ResponderEliminar
  10. Me encanta tu ensaladilla Laura, tiene una pinta!! Esto también es felicidad, hacer un plato sencillo pero que sabe tan bien y compartirlo con los demás.
    Pues si la felicidad va y viene, así que aprovechemos cada momento que nos hace sentir bien y felices
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  11. Pues a mí me chifla el verano, que le voy a hacer. Levantarte "con la fresca", que decía mi abuela y dejarte preparado un plato del tipo de tu ensaladilla. Ir a la playa con los niños a gozar y a la vuelta una ducha, comer y echarte una siesta con sábanas de algodón fresquitas y la persiana bajada... un lujo asiático... Si encima la siesta es acompañada y tiene happy end, ;-), "pa qué más"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu happy end, lenteja! jajajajajajaja

      Eliminar
  12. La noche de San Juan es mágica en todos lados (bueno, menos aqui), pero yo pienso que donde de verdad se celebra es een España, algún dia la visitaré en esta fecha.
    La ensalada luce divina, me la copio porque aqui en casa, ensaladas todo el año!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Una ensalada perfecta para el verano, que por fin parece que ha llegado, al menos por aqui! ;P besitos

    ResponderEliminar
  14. Espero que disfrutaras de la noche de San Juan con esta buena compañía y en la playa, que es donde mejor se pasa esta noche mágica. A mi esa noche me encanta lo malo es que Buck tiene un miedo horrible a los petardos y no puedo dejarlo solo, así que las fiestas playeras se trasladan a casa.
    Una ensalada fantástica y fresquita. A ver si por aquí aparece ya el verano...
    Besos guapa. Disfruta de la semana.

    ResponderEliminar
  15. A mí también me encanta la fiesta de San Juan, aquí en Ibiza hacemos fogerones y es toda una fiesta, qué pena que tengamos que esperar todo un año...La ensaladilla de pollo me ha gustado mucho, seguro que está deliciosa, nunca la he hecho pero me animaré este verano para un día de playa, seguro que al lado del mar está aún mejor :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  16. Que rica ensaladilla y qué bonita reflexión. La vida es así, debemos aprender a disfrutar de los pequeños momentos porque los grandes se dan en muy contadas ocasiones. Un beso Laura.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.