El juego del verano: sexta escala del viaje

En nuestra anterior escala hemos estado en el desierto más árido de nuestro planeta, el maravilloso Desierto de Atacama, y nos hemos detenido en un paraje de indudable belleza e interés geológico, un santuario de la naturaleza llamado Valle de la Luna, cuyos atardeceres nos engañan y nos hacen sentir que caminamos sobre aquélla. 

Pero hemos de seguir en nuestro viaje...
sexta escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

¿En qué país estamos?

Entre una mano de naciones diversas y un océano profundo, cuatro continentes se mestizan. Grandes y antiguos pueblos lo cultivaron, construyeron sobre él e incluso rayaron en su tierra aves, mamíferos, reptiles... Es mar, es meseta, es montaña, es desierto, es hielo y fuego, es mucha selva, es agua y en él nace la vida que alimenta el pulmón del mundo. El oro lo dio a conocer y la mierda lo consagró. Es Historia y vive de ella, de su tierra y de ofrecer buen abrigo. Tiene un récord Guinness gastronómico muy importante.


Tesoro que hemos de encontrar.

Se creó al grito de apoyo a la causa nacional y ayudó a sufragar los gastos de una contienda. Su ingrediente principal es el sustento de estas tierras, pero se conjuga con muchos otros. Se sirve en todas las mesas de este país, sean ricas o humildes, especialmente en las de la capital, de la que toma parte de su denominación. 

Solución: Nos encontramos en Perú, donde hemos visto el nacimiento del Amazonas, el río más poderoso de nuestro Planeta, su Altiplano, sus enormes y altas montañas, su belleza natural. Perú nos ha enseñado que también es Historia, es mestizaje humano y es cultura. Nos ha permitido probar las mieles de su variadísima gastronomía, referente mundial actual. De entre sus delicias gastronómicas, hemos degustado la causa limeña, cuyo ingrediente principal es una de las más de trescientas variedades de papas que tiene este país y que son el sustento de esta tierra tan diversa. 

Etiquetas: