Sopa de pescado y arroz

Soy sopera. Adoro a Mafalda, pero no compartimos la "ídola" y yo esa aversión a la sopa. Yo nací con una cuchara en la mano y, a veces, la alzo un poco más de la cuenta a modo de reivindicación. ¿Qué reivindico? Tantas cosas... Quede, por ahora, mi deseo de que nos alimentemos mejor: más productos frescos y menos envasados. Esta sopa de pescado y arroz es un ejemplo maravilloso. ¡Levantemos las cucharas!
Esta sopa se hace en muy poco tiempo, pero, para no perder el valor nutritivo de los alimentos que contiene, debe cocinarse por partes y con tiempos cortos. Me explico. A veces hacemos sopas que permanecen cociendo y cociendo y las propiedades de los alimentos desapareciendo y desapareciendo. Vale. Cogen mucho sabor, pero... ¿Y el alimento? Ésta es una de las razones por las que, siempre que puedo, intento cocinar mediante métodos rápidos y poco destructivos, porque, no olvidemos que la finalidad de comer es la de alimentarnos, no la de llenarnos simplemente el buche y el estómago. Me sale la vena educativa... Vuelvo a levantar la cuchara en postura reivindicativa.
A menudo algun@s amig@s me comentan que estas recetas son complicadas, que llevan muchos ingredientes y que se tarda mucho en hacerlas. No es verdad. Es cierto que, normalmente, no tenemos rape en la nevera, ni calamar, langostinos... Yo incorporé rape porque lo encontré fresquísimo en la pescadería a 8€/kg y compré uno que pesaba 2 kg. Con la cola hice rodajas y hemos comido dos personas en dos comidas distintas (próximamente les mostraré otra receta con rape). Con la cabeza haré un super caldo de pescado y un salpicón con los trozos de carne que tiene adherida. Y es que en casa adoramos el rape y, cuando está a buen precio, ni nos lo pensamos. Al unísono gritamos: "¡rape!" Sin embargo, puedes hacerlo con pescado de roca, pescado pequeño de espina, incluso merluza (no es el idóneo para esta sopa, pero el gusto de cada cual manda). Puedes ponerle marisco de concha, cosa que yo hago en muchas ocasiones, aunque, para esta sopa, preferí un sabor más uniforme. Ponle lo que tengas, lo que esté más económico en la pescadería o lo que más te guste (prométeme que no es la panga... ¡Prométemelo!).
Sopa de pescado y arroz

INGREDIENTES:


ELABORACIÓN:

1º) En una olla, calentar 2-3 cucharadas de aceite, añadir el ajo y, cuando empiece a bailar, añadir el puerro y el pimiento. Pochar y retirar de la olla. Reservar.
2º) En la misma olla, añadir 2 cucharadas de aceite y dorar ligeramente las rodajas de rape por ambas caras. Retirar de la olla y reservar.
3º) Dorar los aros de calamar, retirar y reservar.
4º) Dorar los langostinos enteros, retirar y reservar.
5º) Incorporar a la olla la verdura ya pochada, los champiñones laminados, el arroz y las hebras de azafrán y sofreír ligeramente. Salpimentar. Añadir el caldo y dejar cocer a fuego medio. Cuando el arroz casi esté al dente, incorporar el pescado, el calamar y los langostinos. Dejar que cueza 1 minutos más, apagar el fuego y dejar que repose 2-3 minutos.
6º) Servir la sopa con unas ruedecitas de chile rojo fresco (al gusto de cada comensal).
¿Has visto qué sencilla es esta sopa de preparar? Fue tan fácil que me confié y olvidé añadir las ruedecitas de chile rojo fresco en el momento de hacer las fotos. Pero, tomamos la sopa con el chile y, como hace calorcito aún, hasta sudamos...

Etiquetas: ,