Bizcochitos de almendras de Webos Fritos

No soy yo una persona muy dulcera, aunque lo que me falta de eso me sobra de chocolatera. Sin embargo, fue ver que Su, de webosfritos, sacaba nuevo libro y salir corriendo a mi librería de confianza (sí, ya ves, soy una pija y tengo librería de confianza). El libro del que te hablo es Bizcochos y si no lo tienes ya, puedes ir anotándolo en tu carta a los Reyes Magos porque te puedo asegurar que es uno de esos libros que tendrás continuamente rodando por toda tu casa. Si ya gozo de tu confianza, hazme caso, pues este manual de las artes dulces no te defraudará.
Cuando comencé con el blog, las ansias por tocar todos los palos de la cocina me llevaron a querer hacer todas las golosinas que siempre había visto en los libros y en muchos programas de cocina. Era una especie de reto personal, aunque yo no era quien se comía todas aquellas cosas que cocinaba con mayor o menor acierto, más que nada porque, como ya he mencionado, no soy una gran amante del dulce. Con el tiempo, ese espíritu obsesivo por lograr hacer todas las tartas habidas y por haber fue desapareciendo y quedó lo natural en mis gustos y apetencias: un buen bizcocho de limón, una tarta de zanahoria con cobertura de chocolate o estos deliciosos bizcochitos de almendras que he hecho siguiendo las instrucciones de Su.
Desde mi punto de vista,  el libro que amorosamente ha escrito Su, con la formidable colaboración fotográfica de su marido Jesús y la ayuda inestimable de su madre, está lleno de todos esos dulcitos que gustan en mi casa y a mi familia en general. Hablo de repostería de corte tradicional, con ingredientes de calidad y comunes en la mayoría de las casas, así como de elaboraciones sencillas. Si, al igual que yo, eres de gustos sencillos, pero exigentes, Bizcochos va a colmar tus expectativas reposteras. Vas a poder hacer todos y cada uno de estos bizcochos y vas a salir triunfante de todos estos pequeños retos reposteros. Además, y para endulzar la vanidad personal que todos tenemos, te van a sobrar amigos y manos para llevarse tus dulces.
Bizcochitos de almendras

INGREDIENTES (12 bizcochitos en moldes para magdalenas, muffins...)




ELABORACIÓN:

1º) Precalienta el horno a 160ºC, con calor arriba y abajo.

2º) Enmantequilla los moldes y cúbrelos con los cubitos de almendras.

3º) Bate la mantequilla con las varillas unos minutos. Reserva.

4º) Tamiza la harina y la levadura. Reserva.

5º) Bate los huevos con la sal y el azúcar hasta blanquearlos. Incorpora la mantequilla, las esencias de vainilla y almendra y remover con cuidado. Añade la harina y la levadura y remueve con movimientos envolventes hasta integrarlas. Añade las almendras molidas y mezcla bien, pero con cuidado.

6º) Llena los moldes entre la mitad y las ¾ partes de su volumen (no pases de ahí, que crecen bastante). Añade el resto de los cubitos de almendra si te sobraron.

7º) Coloca la bandeja con los moldes en la parte media del horno durante unos 30 minutos (entre 25 y 35 minutos, permanece atenta para que no se tuesten demasiado).

8º) Saca del horno. Cuando se enfríen un poco, desmolda los bizcochitos y déjalos enfriar completamente sobre una rejilla.
¿Ves qué esponjoso es el interior de este delicioso bizcochito? Se funde en la boca. A mí me encantó tomarlo con un té verde calentito y con mucha menta.

Su empleó almendras laminadas en vez de los cubitos de almendras que usé yo (era lo que tenía en casa cuando me entró el antojo) y, la verdad, le quedaron más lindos de aspecto que a mí. Pero, en mi defensa diré que siempre cocino con lo que tengo (y suelo salir airosa, con excepciones, para qué voy a mentir) y que de textura y sabor quedaron espectaculares. Creo que la fotografía lo refleja perfectamente. Si no me crees, prueba a hacerlos tú y me cuentas. Lo mismo que haré yo diciéndoselo a Su.

Por último, aprovecho para comentarte que Bizcochos está disponible en papel, para manosearlo y toquetearlo (muy bien editado, además...) y en libro electrónico. El precio de cada versión es muy asequible, así que este libro podría convertirse en un estupendo regalo navideño para ese amigo cocinillas que todos tenemos. 

Etiquetas: