Guiso de salmón con fideos y cantharellus cibarius

Solemos ser animales de costumbres y nos cuesta variarlas. Si siempre he hecho las setas con ajo y perejil, ¿por qué cambiar el método ahora? Puedo entender que, si comes setas, dos o tres veces durante la temporada, vayas a tiro hecho; a lo que es fácil y sabes de seguro que va a gustar en tu casa. Es lógico. Pero, si te pasa como a mí y durante el otoño-invierno tienes un gran aprovisionamiento de este manjar que nos da el bosque, necesitas buscar alternativas para cocinarlos y, ahora que arrecia el frío, ¿por qué no preparar unos deliciosos rebozuelos en un guiso con salmón fresco que nos caliente hasta el alma? Pues Sano y de rechupete te trae hoy este plato que seguro que va a encantarte si, como yo, eres amante del cuchareo. ¿Lo eres...?
El rebozuelo o cantharellus cibarius es una seta comestible típica de la primavera-verano de Centroeuropa. Sin embargo, en las Islas Canarias, debido a nuestra climatología mucho más benigna, este hongo lo encontramos en otoño-invierno. Su forma es la de una trompeta, normalmente, de color yema de huevo, aunque esto dependerá del tipo de suelo en el que crezca. Yo las he encontrado de un color crema muy clarito e incluso de color naranja oscuro. Cuando las ves, sabes de inmediato que se trata de una preciosa cantharella.

Es mi seta preferida por su textura, su sabor, su aroma (sí, sí... ¡su aroma!) y por lo versátil que es en la cocina. Está deliciosa simplemente a la plancha con sal marina gruesa; en una pasta; en arroz; de acompañante de carnes y pescados; en guisos... Es una seta magnífica, la verdad, muy apreciada en la mayor parte de Europa. A los italianos también les chifla el rebozuelo y puede decirse que, tanto les gusta, que en Italia cada día es más difícil encontrarlas. Soy pesada, lo sé... Pero hay que respetar el bosque: coger las setas que una se vaya a comer y dejar las demás y llevar siempre un cesto y no bolsas de plástico. Te recomiendo que pases por este post para refrescarte algunos consejillos si te gusta salir a recolectar hongos.
Guiso de salmón con fideos y cantharellus cibarius

INGREDIENTES (2 personas)

ELABORACIÓN

1º) En una olla con un poco de altura, calentar 2 cucharadas de aceite y saltear los rebozuelos junto con una rama de romero y un poco de sal gruesa. Deberá hacerse a fuego fuerte para que las setas evaporen el exceso de agua. Retirar las setas y el romero y reservarlas.

2º) En la misma olla en la que hemos cocinado los rebozuelos, calentar las otras dos cucharadas de aceite y dorar la cúrcuma y los aritos de chile verde, sin dejar que se quemen. Incorporar el puerro y rehogar hasta que esté blandito. Añadir el tomate entero y el trozo de pimiento verde. Verter el caldo de pescado, poner el fuego a 6 de 10 y dejar cocer 8-10 minutos.

3º) Añadir los fideos y, a los 5 minutos, el pescado y las setas reservadas. Tapar y dejar guisar unos 3-4 minutos más.

4º) Retirar el tomate y el trozo de pimiento. Rectificar de sal si hiciera falta.

5º) Servir calentito con trocitos de rama de romero.


  1. ¿No te gusta el salmón fresco? Puedes usar cualquier pescado que pueda cortarse en trozos que permanezcan enteritos al guisarlos. Yo optaría por un pescado blanco con consistencia (cherne, bacalao...), pero pienso en bonito, pez espada o emperador y creo que quedarían genial con los rebozuelos. No te limites por unos ingredientes concretos; innova y ajusta la receta a lo que tienes en la despensa y/o te gusta.
  2. Es una receta para hacerla con cantharellus cibarius, por su delicado y aromático sabor. Pero, si lo que tienes son unos shiitake (lentinula edodes), cocina con ellos.
  3. Me gusta usar los fideos huecos, pero también me gustan los clásicos rectos que se usan igualmente para la fideuá. Elige la variedad que más te guste.





Etiquetas: , , , ,