Lentejas especiadas con guacamole especial

Acabado todo el follón de fiestas y comidas interminables, hemos vuelto, seguramente casi todos, a la normalidad. Y esta normalización de nuestra vida y la rutina, que personalmente agradezco mucho, exigen que apliquemos drásticamente unos menús más saludables, con menos calorías y casi ninguna grasa saturada, sin que ello signifique platos aburridos, descoloridos y poco sabrosos. Llenaremos nuestras mesas de manjares sanos y sabrosos, que nos ayudarán a volver a nuestro estado físico habitual e incluso, si somos más exigentes, a perder ese kilillo de más que se asoma por encima de la cintura de nuestro vaquero preferido sin que le hayamos invitado formalmente. 

¿Estás dispuest@ a vencer a la desidia alimenticia y tomar el control de lo que comes...? Pues venga... Acompáñame con la primera de esas recetas que van a caer por Sano y de rechupete en las próximas semanas. ¿Te atreves?
LENTEJAS ESPECIADAS
(Para 2 personas)

Para hacer las lentejas necesitamos...

- 150 g de lentejas secas
- 1/2 l de agua
- 1 hoja de laurel
- 1/2 cebolla pelada
- 1/4 de pimiento verde
- 2 dientes de ajo chafados
- 1 ramita de apio
- 1 cucharadita de cúrcuma
- sal marina gruesa

¿Cómo las preparamos?

1º) Lavamos las lentejas y las ponemos en un caldero u olla, añadimos el agua fría, el laurel, la cebolla pelada (y, si queremos, troceada groseramente), el trozo de pimiento, el apio, los dientes de ajo chafados y un pizco de sal (poquita). Ponemos el fuego a 6-7 de 10, es decir, al chup-chup (sin que hierva), y guisamos como para ensalada, porque las lentejas deben quedar enteras. Según la variedad de lentejas que hayamos escogido, la cocción a fuego medio puede oscilar entre los 20 y los 40 minutos. Yo usé una lenteja pardina y me bastaron 25 minutos para que estuvieran perfectas para la forma en que quería prepararla: bien guisada, pero enterita y con una cierta consistencia.

2º) Cuando las lentejas estén listas, retiramos las verduras y el laurel y escurrimos (yo reservé el caldo para otra receta que mostraré próximamente). Reservar las lentejas junto con algunos pedacitos de cebolla, pues darán mucho sabor a este plato.

Para el acompañamiento de las lentejas requerimos...

- 1 aguacate
- 1 cebolleta
- 1 trozo pequeño de pimiento verde
- 1 tomate pequeño
- 8 aceitunas negras
- 1/4 de chile amarillo
- 2-3 hojas de hierbabuena
- crème fraîche o, en su defecto, yogurt natural muy cremoso y sin azucarar
- aceite de oliva virgen extra
- vinagre de miel (o alguno que no sea ni dulce como el de Módena, ni demasiado ácido)
- sal marina fina
- pimienta negra molida (opcional)

¿Y qué hacemos con estos ingredientes?

1º) Pelar y quitar el hueso de aguacate. Cortarlo en cubitos de 1/2 cm de lado.
2º) Picar la cebolleta, el pimiento verde, las aceitunas y el tomate.
3º) Picar muy finamente el chile amarillo y la hierbabuena.
4º) Mezclar todos los ingredientes anteriores, verter un buen chorreón de aceite, un poco de vinagre y algo de sal. Integrar todo bien y reservar hasta la hora de servir.

¿Cómo servimos este plato?
Poner las lentejas calentitas en el plato, añadir 1 ó 2 cucharadas de crème fraîche sobre ellas y, finalmente, la picada de aguacate. Espolvorear un pizco de pimienta negra, al gusto.

Etiquetas: , , , ,